FACME pide más participación de médicos en la financiación de fármacos

Publicado 19/06/2019 10:56:49CET
Dos mutaciones genéticas aceleran la eliminación de un fármaco contra el cáncer
STEVECUK - FOTOLIA / STEVE CUKROV - Archivo

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) ha solicitado una mayor participación de los médicos y las sociedades científico-médicas en las decisiones sobre financiación y uso de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

   Y es que, a su juicio, esta participación mejoraría "notablemente" la calidad y el rigor científico de las decisiones, permitiría reforzar la autoridad de estas y el funcionamiento del binomio médico-paciente en cuestiones de tratamiento.

   "La normativa de los medicamentos no regula directamente la práctica médica ni los derechos de los pacientes, aunque, sin duda, la prescripción médica debe responder a dichas regulaciones", ha dicho la presidenta de la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC) y portavoz del Grupo de Medicamentos de FACME, Cristina Avendaño-Solá.

   FACME ha expresado en reiteradas ocasiones su preocupación por la sucesiva aparición de instrucciones, informes y decisiones administrativas sobre medicamentos "sin ningún tipo de audiencia pública previa" ni participación o consultas a los representantes de los médicos que conocen los medicamentos sobre los que se decide y quienes asumen la responsabilidad de la prescripción a los pacientes.

   "Nos hemos posicionado públicamente frente a numerosos informes, planes de acción, decisiones administrativas, procedimientos, etcétera no solo reclamando una mayor participación médica sino también una comunicación pública general a profesionales sanitarios, pacientes y ciudadanos tanto de las decisiones tomadas como del informe de justificación que avala cada una de ellas", ha destacado Avendaño.

   Ahora bien, ha avisado de que una remisión genérica a los fundamentos legales o administrativos o a la sostenibilidad del sistema, si no se acompaña del análisis y justificación específica, "no es válida" para avalar decisiones "complejas" que van más allá del precio del medicamento y que afectan tanto a la práctica médica como a la atención que reciben los pacientes.

   Entre los documentos que han aparecido sin consulta a las sociedades científico-médicas, FECMA ha destacado el relativo a la prescripción médica de medicamentos autorizados y no incluidos en la prestación del SNS y el plan de acción para fomentar la utilización de los medicamentos biosimilares y genéricos, denominados 'reguladores del mercado', en el SNS.

   "Las sociedades científico-médicas estamos completamente alineadas con el objetivo de conseguir la mayor eficiencia posible con los recursos asignados y consideramos imprescindible mantener y perfeccionar el funcionamiento de la financiación selectiva en nuestro modelo", reitera la presidenta de la SEFC.

   Los médicos, conocedores de las enfermedades y expertos en el manejo integral de los pacientes a los que se dirige el medicamento, deben participar en la evaluación de la efectividad de los medicamentos y deben comprender por qué las decisiones finales coinciden o no con las condiciones aprobadas en las fichas técnicas o en los informes de posicionamiento terapéutico de los medicamentos.

   "Se trata de transparencia y comunicación, algo que reforzará la autoridad de las administraciones que toman decisiones sobre financiación y facilitará la relación con los pacientes", ha insistido Avendaño, tras referirse al principio de equidad en el acceso a medicamentos en las distintas comunidades autónomas y hospitales de una comunidad, y a los pacientes cuyas situaciones particulares, graves o incapacitantes apunten a que la mejor decisión terapéutica para su supervivencia es un medicamento no financiado.

   "En ocasiones, para pacientes individuales, el tratamiento no financiado es el adecuado y la espera para la toma de decisión general no es una opción para él. Esto no debe interpretarse como una quiebra de la equidad, sino precisamente como un aseguramiento de la misma, al permitir tratar a los pacientes con necesidades particulares con alternativas similares a las que otros pacientes con afecciones comparables tienen acceso", ha apostillado la experta.

REGULACIÓN DEL MERCADO

   Por otra parte, las sociedades médicas federadas en FACME se han mostrado "completamente a favor" de la prescripción de medicamentos genéricos y biosimilares, y consideran que son un instrumento valioso para reducir el coste de los tratamientos.

   "Estamos de acuerdo con los objetivos del Plan del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, tanto en el general de fomento de la utilización de genéricos y biosimilares como en objetivos específicos tales como generar confianza en su utilización o reforzar la información basada en el conocimiento científico. Sin embargo, creemos que para conseguir tales objetivos deben realizarse mejoras en las medidas que se plantean", ha comentado Avendaño.

   En este sentido, ha destacado la necesidad de que los médicos prescriptores y los pacientes sean protagonistas en dichas medidas para fomentar la prescripción y uso de genéricos y biosimilares y sería completamente inadecuado realizar acciones a sus espaldas, haciendo pivotar el plan sobre las políticas de sustitución y cambios de medicamentos.

   "Confiamos en poder participar y revisar siguientes versiones del Plan y poder equilibrar el excesivo foco en los aspectos administrativos y económicos de los medicamentos, con los aspectos de la práctica médica y el seguimiento de los pacientes, la continuidad asistencial, la adherencia, la confianza y los derechos de los pacientes o los aspectos ligados a la terapéutica", ha recalcado la representante del Grupo de Medicamentos.