Publicado 28/10/2020 15:08CET

Expertos resaltan que paciente y médico deben compartir el conocimiento del concepto de remisión en artritis reumatoide

Daño articular de la artritis reumatoide.
Daño articular de la artritis reumatoide. - CAMAZINE SCOTT - Archivo

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el simposio satélite organizado por la biofarmacéutica AbbVie 'El camino hacia la remisión', que se ha celebrado en el marco del XLVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER), han reivindicado que paciente y médico deben compartir el conocimiento del concepto de remisión en artritis reumatoide.

El principal objetivo en la artritis reumatoide (AR) debe ser la remisión. Es decir, conseguir la mínima actividad inflamatoria posible, evitar la progresión del daño estructural y la discapacidad del paciente.

"Conseguir que el paciente esté en remisión conlleva directamente una mejora en la calidad de vida", ha comentado Héctor Corominas, director del Servicio de Reumatología del Hospital de la Santa Creu i Santa Pau & Hospital Dos de Maig de Barcelona y profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), que actuó como moderador del simposio.

Además, le permitirá tener ausencia de inflamación y ayudará a evitar el deterioro estructural y funcional asociado a la AR per se. En este sentido, Corominas insiste en que "debemos entender la remisión, no como un proceso durante el tratamiento de la AR, sino como un objetivo".

La importancia de la remisión en AR está fuera de toda duda, sin embargo, el concepto de la remisión que tienen el paciente y el clínico, no siempre es el mismo, asegura el director del Servicio de Reumatología del Hospital de la Santa Creu i Santa Pau. "Para el paciente, el concepto de remisión completa es algo que no siempre comprende y, en ocasiones, no hablamos del mismo concepto. Se tiene que simplificar el concepto", apunta.

En lo que se refiere al clínico, el concepto de remisión depende de varios factores, como son "la radiología, la valoración clínica o la remisión por parámetros biológicos, asimismo, se debe perseguir la remisión clínica libre de tratamiento".

"El pronóstico de los enfermos con artritis reumatoide ha mejorado mucho en los últimos veinte años gracias a la aparición de las terapias biológicas y se ha producido un cambio de paradigma muy claro, que ha permitido transformar la especialidad. Además, los nuevos tratamientos han mejorado la calidad de vida de los pacientes", ha manifestado el doctor Héctor Corominas, quien asegura que "no tiene comparador hablar de la situación actual, respecto de la que tenía la artritis reumatoide hace veinte años".

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que presenta un gran impacto, no solo en el paciente, sino en la sociedad y los sistemas sociosanitarios. Afecta a casi 400.000 personas en España, según el estudio EPISER llevado a cabo por la Sociedad Española de Reumatología, y cada año, se detectan 20.000 nuevos casos. "Se han realizado importantes avances en la enfermedad y aunque aún queda margen de mejora, la AR ha realizado el recorrido más largo y eficaz que otras enfermedades inflamatorias crónicas e autoinmunes", concluye.

Contador

Para leer más