Publicado 14/02/2020 12:29CET

Expertos abogan por convertir la marca 'Salud' en agente activo de difusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Medicina. Asistencia sanitaria. Tensión.
Medicina. Asistencia sanitaria. Tensión. - PIXABAY - Archivo

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el 'I Foro SEDISA de Directiv@s de RSC y ODS', organizado por el Comité de RSC y Ética de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), han abogado por convertir la marca 'Salud' en agente activo de difusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

"El sector sanitario no puede quedarse fuera de la Agenda 2030 y debe contribuir a la visualización de sus buenas prácticas. Debemos poner en valor nuestro sistema sanitario y convertir la marca 'Salud' en agente activo de difusión de los ODS", ha dicho la subdirectora de Participación y Ciudadanía del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, Carmen Sánchez Roldán.

Y es que, prosigue, la actividad del sistema sanitario genera un valor "incalculable", por lo que la responsabilidad social corporativa (RSC) es algo intrínseco en él. No obstante, Sánchez Roldán ha avisado de que no se puede "olvidar" que, aunque se le presupone una legitimidad y principios que son el fundamento de su creación, no se puede "caer" en el error de dar por cumplidas determinadas obligaciones. "Tenemos la obligación de rendir cuentas con transparencia a todos nuestros grupos de interés y de mejorar los canales de comunicación con ellos", ha añadido.

Por otra parte, durante el encuentro se han compartido experiencias de éxito de cómo integrar los ODS en la estrategia de RSC de las organizaciones en el sector sanitario. Una de esas experiencias es la desarrollada por el Institut Català d'Oncologia de Barcelona, en la que se ha llevado a cabo esta integración, que ha girado en torno a tres pilares que, según Anna Rodríguez Cala, han sido difusión y sensibilización, la construcción de una hoja de ruta para contribuir a los ODS y la elaboración del Plan de RSC integrando los ODS.

Otro caso de éxito presentado en el Foro es una campaña de concienciación sobre los efectos del cambio climático del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, la Fundación de Ecología y Desarrollo en favor de la sostenibilidad (ECODES) y la Fundación Real Zaragoza.

"Los objetivos han sido cuidar de la salud de los zaragozanos, a la vez que disfrutan de la ciudad y contribuyen de forma activa en el cuidado de nuestro planeta; movilizar a la ciudadanía para que escojan un transporte sostenible; promover el uso de transporte público; desplazamientos a pie, en bicicleta o transporte público frente al vehículo privado, y motivar a los zaragozanos a que adopten un estilo de vida saludable, utilizando medios de transporte sostenibles con el medio ambiente", ha recalcado Sánchez Roldán.

Además, apostilla, cumple también otros objetivos de cara al posicionamiento del Hospital, como contar con nuevos canales de comunicación con los ciudadanos a través de las redes sociales, evolucionar de una cultura de la asistencia a una cultura de la prevención, favorecer los procesos de decisión de los ciudadanos acerca de su salud y mostrar una imagen coherente con la estrategia RSC de la organización.

Junto a las organizaciones sanitarias asistenciales, las compañías del sector salud también tienen responsabilidad y compromiso con la implementación de los ODS. Es el caso de la compañía Boehringer Ingelheim, cuya transformación para contribuir e impactar en los ODS se basa en tres pilares: acceso de la población a tratamientos, personas & diversidad y sostenibilidad medioambiental.

Finalmente, durante el foro se ha presentado el caso de innovación incremental desarrollado por la compañía que impacta directamente en el pilar de sostenibilidad medioambiental: único inhalador recargable en España para el paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), con un impacto esperado en reducción de residuos plásticos y de huella de carbono. Cada inhalador se podrá utilizar hasta con seis cartuchos de recarga, lo que permitirá pasar de 12 inhaladores por paciente y año a solamente dos al año.