Publicado 21/05/2021 14:52CET

Euskadi dice que sus datos son "esperanzadores" y la situación "mejora, pero no es buena"

El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, y el subdirector de Salud Pública y Adicciones Koldo Cambra, en rueda de prensa en Bilbao.
El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, y el subdirector de Salud Pública y Adicciones Koldo Cambra, en rueda de prensa en Bilbao. - IREKIA

El 38,7% de las camas UCI acogen a pacientes de covid

BILBAO, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, ha afirmado que la situación de la pandemia de la Covid-19 en Euskadi "mejora, pero no es buena" y, aunque los datos son "esperanzadores", es necesario "seguir alerta", ya que todavía se está "lejos" del objetivo de 60 casos de incidencia acumulada por 100.000 habitantes.

José Luis Quintas, acompañado del subdirector de Salud Pública y Adicciones Koldo Cambra, han ofrecido este viernes una rueda de prensa en Bilbao en la que ha analizado la situación epidemiológica en Euskadi a causa del Covid-19.

En su intervención, José Luis Quintas ha señalado que la tasa de incidencia acumulada se sitúa en 250,99 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un 28% de menor incidencia que hace una semana. Además, ha indicado que el número reproductivo básico (RO), que mide a cuántas personas contagia cada caso positivo, es de 0,86, "con un incremento ligero de cinco centésimas" en la última semana.

En relación a estos indicadores, Koldo Cambra ha explicado que estamos en una situación de descenso sostenido de las tasas de incidencia acumulada tanto en siete como en 14 días, pero, "no debe pasar desapercibido" el incremento en concreto del RO en cinco centésimas.

"Hay que ver si se trata de un dato aislado que no se mantiene y, por lo tanto, no tendría más interpretación. Es necesario es conocer lo que ocurre en los próximos días para ver si realmente es un dato aislado o no lo es", ha reiterado.

Por otro lado, Según ha indicado Quintas, en las últimas semanas "se ha observado una reducción sostenida de la incidencia de la Covid-19" y los datos son "esperanzadores" pero "debemos seguir alerta", ya que todavía se está "lejos" del objetivo de 60 casos por 100.000 habitantes.

Además, ha dicho que, "a pesar de que la tensión del sistema sanitario ya no es como en semanas anteriores, seguimos en un escenario 3 sobre 5 del Plan de Contingencia de Osakidetza". En la actualidad, ha recordado hay 130 personas con covid en las UCI de Osakidetza y 226 ingresadas en planta. Así, se ha registrado una reducción de 18 pacientes en las UCI y 69 menos hospitalizadas en planta respecto a hace una semana.

En estos momentos, ha precisado que Osakidetza tiene abiertas 336 camas de UCI con una ocupación global del 75,5%. De las camas habilitadas, un 38,7% están ocupadas por pacientes covid positivo.

Tras insistir en que, por el momento, se debe seguir insistiendo en "tomas medidas para prevenir contagios", como son distancia social uso de mascarilla, higiene de manos, ventilación de espacios cerrados y mantenimiento de la burbuja inmunológica, "es decir, limitar en todo lo posible el número de contactos", Quintas ha afirmado que "la situación mejora, pero no es buena".

En referencia a la posibilidad de rebajar las restricciones como están haciendo en otras comunidades, ha considerado que no se puede hacer "comparaciones con otras comunidades, aunque sean limítrofes", porque la situación epidemiológica de Euskadi "no es la misma que tiene otras comunidades". En cualquier caso, ha subrayado que estas medidas "las decidirá el LABI y tendrán que ir, como hasta ahora, acomodadas a la situación epidemiológica en cada momento".

CEPAS

Por otro lado, Koldo Cambra ha informado de que el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha detectado, hasta el momento, once casos "importados" de la variante india de la covid-19, 489 casos de la cepa brasileña, 99 de la sudafricana y seis de la nigeriana.

Según ha dicho, en la semana del 3 al 9 de mayo se ha visto una reducción de las variantes, en general, respecto a la semana anterior, y ha precisado que la cepa india supone un 0,3% y la brasileña un 1,5% del total de casos de covid detectados.

ACTUALIZACIÓN DE LA GUÍA DE PROTOCOLOS

Koldo Cambra también ha incidido en la necesidad de "seguir aplicando y cumpliendo estrictamente con las medidas preventivas" y así, "continuar reduciendo al incidencia hasta valores más aceptables". En esta línea, ha informado de que el Departamento de Salud ha actualizado la guía para la elaboración de protocolos dirigidos a prevenir la transmisión de la Covid-19 en actividades socio-culturales.

Esta guía establece directrices específicas para una serie de actividades, tales como ceremonias, ensayos y actuaciones de grupos músico-vocales y danzas no profesionales, organizaciones de actividades de tiempo libre y pruebas deportivas al margen del entramado federativo. Según ha recordado Cambra, el decreto 23/2021 exige para estas actividades protocolos que cumplan las directrices de la Dirección de Salud Pública.

El subdirector de Salud Pública y Adicciones ha señalado que, en la situación pandémica actual es necesario "seguir aplicando medidas preventivas orientadas reducir la transmisión del coronavirus". Para ello, ha explicado, las entidades organizadoras de actividades socio-culturales deberán contar con protocolos preventivos.

Con carácter general, todos los protocolos contemplarán, entre otras medidas, el control de aforos; la organización y gestión de accesos para evitar las aglomeraciones; el análisis de la actividad para identificar en que situaciones se pueden producir los contagios; la información previa a los participantes de las medidas a respetar; y las pautas de actuación ante una persona con síntomas compatibles de Covid-19 y para los contactos.

Cambra ha destacado que la principal novedad es que el documento determina una serie de medidas preventivas específicas, adaptadas a las actividades descritas, que inciden sobre las vías de transmisión del virus más relevante en cada una de las actividades. Se especifican, por ejemplo, la utilización recomendada de espacios al aire libre, la reducción del número de contactos organizando grupos de personas que no se mezclen entre sí y el respeto de la distancia interpersonal entre los participantes.

También se contempla que aquellas personas con síntomas compatibles con la covid-19 o que hayan estado en contacto con personas covid positivas no participen en las actividades". Otras de las directrices incluidas en la guía es que exista una persona referente para aspectos relacionados con la covid en cada una de las actividades que vele por el cumplimiento de las medidas preventivas y sirva de enlace para la red de vigilancia y rastreo de cara al seguimiento de contactos si fuera necesario.

El documento elaborado por el Departamento de Salud recuerda, además, las medidas básicas para prevenir los contagios tales como usar la mascarilla, ventilar los espacios interiores, la higiene de manos y la limpieza y desinfección de superficies.

Cambra ha recordado que el pasado año también se elaboraron una serie de guías en relación con la prevención de la covid en el uso de las piscinas y playas, en las que se contemplaban una serie de medidas para llevar a cabo un control de aforos y mantener las medidas de distanciamiento.

Tras asegurar que el balance fue "muy positivo", ha explicado que este año se han revisado las guías con alguna adaptación y en breve estarán disponibles. Según ha adelantado, se sigue con la línea de actuación del año pasado en el caso de las piscinas y las playas, espacios donde la recomendación será utilizar la mascarilla cuando se pasee y no cuando se proceda al baño o se esté quieto en un sitio.