Publicado 29/01/2021 16:08CET

Euskadi continúa en fase ascendente en la tercera ola, pero la velocidad de contagios es "más lenta"

Un sanitario protegido con un traje y guantes de látex, empuja una camilla con una persona sobre ella en el Hospital Universitario Cruces
Un sanitario protegido con un traje y guantes de látex, empuja una camilla con una persona sobre ella en el Hospital Universitario Cruces - H.Bilbao - Europa Press - Archivo

Aumentan a 60 los casos de cepa británica en Euskadi, que suponen el 1,2% del total y se prevé que aumente su incidencia

BILBAO, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha asegurado que Euskadi sigue en una "fase ascendente" en esta tercera ola del coronavirus, por lo que en los próximos días seguirán aumentando los casos y los ingresos de pacientes, pero ha apuntado que "parece que la velocidad de los contagios es algo más lenta".

El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, acompañado del subdirector de Salud Pública y Adicciones, Koldo Cambra, han analizado este viernes la situación epidemiológica en Euskadi a causa del Covid-19.

En este sentido, respecto a si Euskadi habría llegado al pico de esta tercera ola, Cambra ha precisado que todavía se está en una "fase ascendente" y de incremento de la incidencia y los casos Covid.

Tras precisar que es prematuro para determinar si se ha llegado o no al pico, ha apuntado, no obstante, que la velocidad de los contagios es "algo más lenta". "La subida es a una velocidad un poco menor y la pendiente de esta subida de la curva es algo menor", ha añadido.

Cambra ha señalado que el índice básico de reproducción estuvo estabilizado "días atrás" en torno a 1,2 y ha iniciado "un ligero descenso" hace tres o cuatro días hasta situarse ayer en 1,10 y hoy en 1,09.

Según ha indicado, ello sugiere que la velocidad de subida de la curva es "algo más suave", pero se sigue todavía "en una fase de subida", por lo que previsiblemente "la incidencia seguirá aumentando en los próximos días y el número de casos". En todo caso, cree que en una semana se podrá confirmar "más claramente si se está en esa situación de cambio de tendencia o no".

Por su parte, el viceconsejero de Salud ha afirmado que se observa un aumento de la ocupación de las camas en los hospitales, tanto en planta como en UCIs, dado el aumento de contagios. Según ha precisado, se sigue en un escenario tres de un total de cinco dentro del plan de contingencia de Osakidetza, aunque esta semana se han tenido que abrir 25 nuevas camas en las unidades de críticos. En la actualidad hay abiertas 333 camas en las UCIs de Osakidetza, de las que más del 42% están ocupadas por pacientes Covid.

Por lo tanto, ha incidido en que la tendencia sigue siendo "ascendente" y prevé que en los próximos días la curva siga creciendo y, en este sentido, ha mostrado su preocupación por la presión en los hospitales. En concreto, cree que se seguirá viendo, "al menos, durante dos semanas más" un aumento de ingresos de pacientes, pero esperan que con las medidas adoptadas se frene la evolución de contagios y la presión de los hospitales "poco a poco vaya disminuyendo".

"Confiamos en ello, aunque sabemos que este virus es poco predecible y, por ello, hay que permanecer en alerta y extremar la precaución", ha indicado Quintas, que ha apelado a cumplir con las medidas preventivas y a disminuir los contactos con no convivientes, especialmente en espacios cerrados, incluidos los domicilios.

Por otra parte, ha indicado que la posibilidad de derivar pacientes a clínicas privada si se produce una saturación en Osakidetza "siempre está planteada" y está contemplada en el plan de contingencia del Servicio vasco de Salud, sobre el que, en principio, no prevén cambios, pero ha asegurado que, a día de hoy, no ha habido necesidad de derivar "ni un solo paciente".

Según ha añadido, si se cumplen las previsiones de que la presión de ingresos no suponga entrar en el escenario 4 "seguramente tampoco hará falta". Ha precisado que, incluso en ese escenario, tampoco sería necesario trasladar pacientes Covid a clínicas privadas, sino que, en todo caso, "como ya se hizo en la primera ola", serían enfermos no Covid.

"Si llega el caso, se hará (..) si llegara a desbordarse la situación, -particularmente espero que no- está previsto y preparado", ha detallado el viceconsejero.

Ante la alta incidencia del virus en Bilbao, y, preguntados por si tienen previsto algún cribado, el viceconsejero ha señalado que los cribados poblacionales no tiene sentido hacerlos cuando "no se esperan resultados óptimos de conseguir casos positivos y contactos". En este sentido, ha indicado que ahora mismo no se está haciendo ninguno, pero no porque se haya tomado la decisión de no hacer más, sino porque "no ha habido circunstancias locales en barrios o municipios que aconsejaran un cribado masivo".

"Tiene que haber claros datos de que el cribado masivo va a servir para encontrar más casos. Hacer cribados si no hay ningún tipo de evidencia es ineficiente, costoso y no sirve para nada", ha añadido.

NUEVAS CEPAS

En relación a las nuevas cepas del Covid, Koldo Cambra ha asegurado que las "nuevas variantes, incluida la británica, ya han llegado y están circulando", y la idea generalizada en Europa y en el entorno es que su peso en la transmisión irá aumentando. Ha añadido que los expertos consideran que el riesgo de diseminación de la variante "es muy alta".

Según ha apuntado, el impacto sobre la presión asistencial es "bajo" pero, si, en un futuro, aumentara su incidencia, "podría tener un impacto en ello".

Cambra ha explicado que en Euskadi se han hecho más de 5.000 determinaciones, un 20% de las muestras analizadas desde que se inició la investigación de esta variante británica en torno al 20 de diciembre, y se han encontrado 60 casos confirmados como positivos de la variante británica.

"Lo que nos da una proporción del 1,2% del total de casos, es algo más que al principio, pero no es la variante británica la que es responsable del aumento de los casos que se está teniendo. Su evolución el futuro es que probablemente su peso en la incidencia pueda ir incrementándose", ha indicado.

Sobre la evolución en las próximas semanas, Cambra ha afirmado que en algunos puntos, en cuatro semanas, ha pasado su prevalencia de un 1% a un 10%, pero "no quiere decir que vaya a ser un patrón que se vaya a seguir en otros lugares" como en Euskadi. Según ha señalado, lo que sí se puede constatar es que "su circulación ya existe", aunque es "minoritaria" y, respecto a las otras cepas, ha indicado que en Euskadi no tienen datos.

Por otra parte, el viceconsejero de Salud no comparte la afirmación de que los pacientes Covid ingresan más graves porque "van tarde" a los hospitales y ha afirmado que la mayor parte de las personas positivas ingresadas en centros hospitalarios han sido detectadas "antes de llegar al hospital", normalmente por los equipos de rastreo.

La recomendación ante la existencia de síntomas, según ha apuntado, es llamar antes al consejo sanitario o al centro de salud, donde, en función de la gravedad de los síntomas, aconsejarán aislamiento en domicilio o acudir a un hospital.

MASCARILLAS

Preguntado por si barajan prohibir las mascarillas de tela y obligar al uso de las FFP2 en lugares públicos, ha dicho que está pendiente una reunión con el Departamento de Consumo, pero ha adelantado que, desde Salud, "no son quién para prohibir usar mascarillas", aunque recomiendan que se usen las homologadas "por razones obvias".

"Y cada vez está más encima de la mesa que las mascarilla de tela o que no cumplan el etiquetado, obviamente no son recomendables. En el tema de prohibir, yo ahí no me atrevo a llegar, porque tampoco es un área de nuestra competencia estricta", ha manifestado. Según ha añadido, las que se han demostrado "eficaces" son las quirúrgicas y las FFP2.

Por otra parte, sobre el perfil de los ingresados, los responsables de Salud han señalado que parece que la edad media "ha bajado un poquito", aunque ha reconocido que "tampoco está claro" y hay que esperar a terminar el análisis de los pacientes ingresados.

Asimismo, también han apuntado que la estancia media parece "un poquito menor", pero tampoco "se puede decir con total seguridad" hasta hacer una evaluación más global.