Publicado 04/11/2021 07:55CET

Un estudio revela una "amplia red" de vínculos entre la industria y la sanidad

Archivo - Male doctor talking to patient
Archivo - Male doctor talking to patient - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SEB_RA - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La industria de productos médicos mantiene una amplia red de vínculos financieros y no financieros con todos los principales partidos y actividades de la sanidad, según revela un estudio publicado por la revista 'The BMJ'.

Esta red parece no estar regulada y ser opaca en su mayor parte, señalan los investigadores, por lo que reclaman una mayor supervisión y transparencia "para proteger la atención al paciente de la influencia comercial y preservar la confianza pública en la asistencia sanitaria".

Aunque la industria de productos médicos es un socio fundamental en el avance de la atención sanitaria, sobre todo en el desarrollo de nuevas pruebas y tratamientos, su principal objetivo es garantizar la rentabilidad financiera a los accionistas.

En un influyente informe de 2009, el Instituto de Medicina describió un polifacético ecosistema sanitario plagado de influencias de la industria.

Sin embargo, la mayoría de los estudios sobre conflictos de intereses relacionados con las empresas farmacéuticas, de dispositivos médicos y de biotecnología se han centrado en una sola parte (por ejemplo, los profesionales sanitarios, los hospitales o las revistas) o en una sola actividad (por ejemplo, la investigación, la educación o la atención clínica). Por lo tanto, el alcance total de los vínculos de la industria en todo el ecosistema sanitario sigue siendo incierto.

Para llenar ese vacío de información , un equipo de investigadores estadounidenses se propuso identificar todos los vínculos conocidos entre la industria de productos médicos y el ecosistema sanitario.

Buscaron en la literatura médica pruebas de los vínculos entre las empresas farmacéuticas, de dispositivos médicos y de biotecnología y las partes (incluidos los hospitales, los prescriptores y las sociedades profesionales) y las actividades (incluida la investigación, la educación de los profesionales de la salud y el desarrollo de directrices) en el ecosistema sanitario.

Los datos de 538 artículos de 37 países, junto con las aportaciones de los expertos, se utilizaron para crear un mapa que representara estos vínculos. A continuación, se verificaron, catalogaron y caracterizaron estos vínculos para determinar los tipos de vínculos con la industria (financieros y no financieros), las políticas aplicables sobre conflictos de intereses y las fuentes de datos disponibles públicamente.

Los resultados muestran una amplia red de vínculos de la industria de productos médicos -a menudo no regulados y no transparentes- con todas las actividades y partes principales del ecosistema sanitario.

Entre las actividades clave se encuentran la investigación, la educación sanitaria, la elaboración de directrices, la selección de formularios (medicamentos recetados cubiertos por un plan de salud o almacenados por un centro sanitario) y la atención clínica.

Las partes implicadas son entidades sin ánimo de lucro (por ejemplo, fundaciones y grupos de defensa), la profesión sanitaria, la cadena de suministro del mercado (por ejemplo, pagadores, agentes de compra y distribución) y el gobierno.

Por ejemplo, los investigadores describen cómo los fabricantes de opioides proporcionaron financiación y otros activos a prescriptores, pacientes, funcionarios públicos, organizaciones de defensa y otras partes interesadas en la atención sanitaria, quienes, a su vez, presionaron a los reguladores y a las agencias de salud pública para anular o socavar las directrices y reglamentos relacionados con los opioides.

Y advierten de que hay muchos otros ejemplos de daños causados por productos promovidos por la industria que siguen sin investigarse.

Los resultados muestran que todos los tipos de partidos tienen vínculos financieros con las empresas de productos médicos, y sólo los pagadores y los agentes de distribución carecen de vínculos adicionales no financieros.

También muestran que existen políticas de conflicto de intereses para algunos vínculos financieros y unos pocos no financieros, pero las fuentes de datos disponibles públicamente rara vez describen o cuantifican estos vínculos.

Los investigadores reconocen que sus conclusiones se limitan a los vínculos industriales conocidos o documentados, y que es posible que se hayan omitido algunos datos. Sin embargo, afirman que es poco probable que su estrategia de búsqueda sistemática y duplicada, así como los comentarios de un grupo internacional de expertos, hayan pasado por alto vínculos comunes o importantes.

Por ello, concluyen que "en el ecosistema sanitario existe una amplia red de vínculos de la industria de productos médicos con actividades y partidos. Faltan políticas de conflicto de intereses y datos disponibles públicamente, lo que sugiere que es necesario mejorar la supervisión y la transparencia para proteger a los pacientes de la influencia comercial y garantizar la confianza del público".

Contador