España podría ingresar más de 30 millones de euros tras incorporar la directiva europea de sanidad transfronteriza

Actualizado 07/10/2014 3:09:36 CET

Sanidad deja en manos de las CCAA autorizar a sus ciudadanos elegir ser atendidos en otro país de la UE

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad calcula que con el Real Decreto aprobado este viernes por el Consejo de Ministros por el que se incorpora al ordenamiento jurídico español la directiva europea de sanidad transfronteriza la sanidad española, tanto pública como privada, podría ingresar aproximadamente unos 32 millones de euros anuales.

Así lo ha reconocido el director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia del Ministerio, Agustín Rivero, en función del cálculo inicial llevado a cabo por su departamento, ya que "luego habrá que ver qué pasa realmente".

"Tu puedes pensar que van a salir muchos españoles o venir muchos extranjeros y luego ni sale ni viene ninguno", ha reconocido.

El Real Decreto, que se publicará previsiblemente mañana en el Boletín Oficial del Estado (BOE) traspone una directiva europea aprobada en 2011 y que entró en vigor el pasado 25 de octubre por la cual cualquier ciudadano de la UE puede elegir ser tratado en un país distinto al suyo.

En principio, esta situación beneficiará a España, reconoce Rivero, ya que "nuestro SNS es muy bueno y está muy bien visto en el resto de países europeos, porque tenemos unidades de referencia muy importantes".

Además, confía en que haya un flujo de pacientes extranjeros a España, tanto a la sanidad pública, "donde tendrán que esperar la lista de espera como cualquier español", sino también en la sanidad privada. "Será bueno para todos", ha insistido.

De igual modo, con esta nueva norma los ciudadanos españoles que lo deseen podrán recibir atención sanitaria en cualquier país de la UE y podrá pedir a su comunidad ---dado que las competencias en materia de sanidad están transferidas-- que se lo reembolse.

En estos casos, el ciudadano español deberá abonar el coste del tratamiento o la intervención y, al llegar a España, solicitar el reembolso, que según aclara Rivero, será "de lo que te hubiera costado en España, no de lo que te ha costado en el país donde vas a hacerlo".

Para ello, actualmente cada comunidad tiene unas tarifas para cada procedimiento, aunque el objetivo del Ministerio es unificarlas para todo el SNS.

Asimismo, el RD establece algunos casos en los que el paciente deberá solicitar una autorización previa para garantizarse que la atención recibida va a ser posteriormente reembolsada.

DIÁLISIS O REPRODUCCIÓN ASISTIDA NECESITAN PERMISO PREVIO

De este modo, las comunidades deberán dar el visto bueno previo en caso de que la atención solicitada no requiera pernoctar en el hospital al menos una noche. Además, también será necesaria cuando se quiera someter a una tomografía por emisión de positrones (PET), y combinada con el TC (PET-TC) y SPECT, un tratamiento de reproducción humana asistida, diálisis, radioterapia, radiocirugía o tratamientos farmacológicos o biológicos cuyo importe mensual sea de más de 1.500 euros, entre otros.

También será necesaria la autorización previa para cualquier cirugía mayor ambulatoria que requiera la utilización de un implante quirúrgico. Además, Rivero ha aclarado que los costes del viaje y hoteles "tampoco se reembolsarán".

En cambio, el Ministerio ha dejado en manos de las comunidades los motivos para aceptar o no dichas solicitudes, a las que tendrán que dar una respuesta en un plazo de tres meses. Tampoco especifican el tiempo que tendrá el Gobierno autonómico para reembolsar a sus pacientes el tratamiento ya autorizado, una vez se realice.

"El real decreto no entra en la gestión y planificación de los servicios de salud. A lo largo de este tiempo veremos los puntos oscuros que irán apareciendo y en la Comisión de prestaciones se irán viendo. Lo lógico es que en el CISNS todas las comunidades establezcan los medios más adecuados para que la población no tenga ningún problema para poder salir ni para el reembolso correspondiente", ha defendido.

Asimismo, Rivero tampoco cree que esta nueva norma sirva para "saltarse las listas de espera" porque "cuando haya una petición de ese tipo la comunidad indicará previamente que hay otros hospitales en la comunidad que lo pueden hacer exactamente igual o que hay una comunidad cercana que lo puede hacer".

En cambio, en caso de que el tiempo de espera sea "larguísimo" o si el procedimiento se hace poco en España, como en el caso de enfermedades raras o intervenciones poco frecuentes, "por la calidad y la seguridad del paciente, lógicamente va a dar el visto bueno a que esa persona salga del país".