Publicado 14/05/2021 10:35CET

Las entidades médicas europeas, fundamentales para la reconstrucción de la sanidad en Europa tras la pandemia

Imágenes del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Tomás Cobo.
Imágenes del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Tomás Cobo. - EUROPA PRESS

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día de los Médicos Europeos, que se celebra este sábado, el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM), el doctor Tomás Cobo, también vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), resalta el papel de las instituciones médicas europeas como "actores imprescindibles" para seguir avanzando en la formación médica y la acreditación, siendo "fundamentales" en la reconstrucción de la sanidad en Europa tras la pandemia de Covid-19.

El presidente de la corporación médica española, integrada en la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), la Unión Europea de Médicos Generales / De Familia (UEMO), la Unión Europea de Médicos de Hospitales (AEMH), el Consejo de Órdenes Médicas Europeas (CEOM) y la European Junior Doctors (EJD), considera que la puesta en marcha del Programa 'EU4Health' es una gran oportunidad para que estas entidades conduzcan parte de este presupuesto (5.100 millones de euros) en inversiones para formación médica de posgrado, formación médica continuada y acreditación. "Todo ello con el fin de hacer posible el libre tráfico de especialistas en la Unión Europea (UE)", indica.

En su opinión, la pandemia ha puesto de manifiesto una clara necesidad de reforzar los sistemas sanitarios y de gestión de crisis. Por ello, este programa preparará a la UE ante las principales amenazas transfronterizas para la salud, y garantizará que los sistemas sanitarios sean resistentes y puedan hacer frente a epidemias, así como a retos a largo plazo, como el envejecimiento de la población y las desigualdades en materia de salud. "Es fundamental que todas las entidades médicas europeas y nacionales participemos de esta gran oportunidad para la sociedad y los profesionales sanitarios en el continente", asegura.

Así, el doctor Cobo subraya que trabajará desde el CGCOM y la UEMS en todas las iniciativas que tengan como objetivo preparar a la sanidad europea y española para los retos de la "salud del mañana", para mejorar la resiliencia de los sistemas de salud y garantizar mejores resultados sanitarios para todos, el programa también se centrará en la prevención de enfermedades y la promoción de la salud; la transformación digital de los sistemas sanitarios y el acceso a la atención sanitaria, en particular de los grupos vulnerables.

Finalmente, destaca el papel del CGCOM como punto de encuentro y vía de conocimiento con América Latina gracias a la relación con la CONFEMEL, que es "histórica" y se afianza progresivamente con los años. "El papel del CGCOM como puente entre las instituciones médicas europeas y las entidades médicas iberoamericanas es esencial. En ese sentido, ya hemos promovido un acuerdo de colaboración en formación y acreditación médica entre UEMS y CONFEMEL", apunta.

"ES NECESARIA UNA FORMACIÓN ADECUADA"

Así las cosas, por su parte, los presidentes de las principales entidades médicas europeas destacan la necesidad de apostar por la formación y mejorar condiciones de los profesionales.

En primer lugar, el presidente de la UEMS, el profesor Vassilios Papalois, resalta la relevancia del programa 'UE4Health' porque, en su opinión, "una de las lecciones más importantes de la pandemia es que los países europeos deben colaborar en el cuidado de la salud para enfrentar un desafío tan grande como la COVID-19, pandemias similares u otros desafíos".

No obstante, incide en la necesidad de aprender de los errores cometidos este último año y aboga por "no volver exactamente a lo que todos estaban haciendo antes de la pandemia, pues eso sería un fracaso". "Debemos aprender de las lecciones de esta pandemia y tratar de cambiar nuestra práctica profesional de muchas maneras", concluye.

Por otra parte, el presidente de la EJD, el doctor Mathias Körner, valora el impacto que la pandemia por COVID-19 ha tenido en la formación de los médicos. "Necesitamos aprender de la pandemia y los riesgos de economizar el sector de la salud", opina. Para tener suficiente mano de obra disponible, continúa, "es necesaria una formación adecuada y suficiente personal capacitado en las diferentes profesiones, así como se deben de mejorar las condiciones de los médicos en Europa; necesitamos medidas eficaces para limitar las horas de trabajo, incluso en una pandemia, de modo que se disponga de suficiente personal", reclama.

En esta misma línea, el presidente de la AEMH, el doctor Erich Theo Merholz, también refleja su preocupación ante las consecuencias que va a provocar esta crisis sanitaria. "La pandemia nos ha enseñado que el papel de la UE en la coordinación de la atención médica y la asistencia transfronteriza debe fortalecerse", explica.

Por su parte, el presidente de la European Union of General Practioners (UEMO), el doctor Calin Bumbulut, subraya la gran labor sanitaria de los profesionales médicos en este tiempo. "A pesar de la falta de recursos, los equipos de protección a personas deficientes, la financiación inadecuada y la falta de médicos de Atención Primaria (AP) en todos los países, los médicos cumplieron y superaron sus obligaciones profesionales, a menudo con un riesgo considerable para sí mismos".

En cuanto a la defensa de esta labor del sanitario, el máximo representante de los médicos de Familia en Europa explica que el número de médicos de AP, en la mayoría de los estados europeos, está disminuyendo mientras que el número de médicos de hospitales está aumentando. "Esto no es sostenible ni económicamente viable. Un sistema de atención de la salud rentable se basa firmemente en una AP sólida y sostenible", indica.

Para el doctor José Santos, "las asociaciones médicas europeas siempre han estado unidas y han realizado un trabajo conjunto en la lucha por la defensa de médicos y profesionales de la salud". En este sentido, explica que el CEOM se involucró junto con las asociaciones médicas europeas (EMOS) en la protección de la salud de estos profesionales, presionando a la Comisión Europea y a los gobiernos de diferentes países para que brindasen medidas técnicas y preventivas para que pudieran ejercer su actividad de forma segura.