Encuentran una explicación biológica al almacenamiento y olvido de experiencias vitales

Actualizado 20/06/2014 17:03:15 CET

BARCELONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) han encontrado una explicación biológica al hecho de que cada persona olvide o almacene de manera diferente sus propias experiencias vitales, basada en la participación de proteínas específicas.

   El hallazgo, publicado en la revista 'Neuropsychopharmacology', se basa en la identificación de una proteína, la hipocretina/orexina-1, que influye en el establecimiento de la memoria aversiva, y abre la puerta a nuevos tratamientos para algunos tipos de fobia, el estrés post- traumático y el miedo.

   El sistema detectado está implicado en la regulación de estados emocionales: por ejemplo, unos niveles elevados de esta sustancia se encuentran en el fluido cerebroespinal de pacientes diagnosticados de pánico y de ansiedad.

   Los autores del estudio partieron del supuesto de que esta proteína podría estar implicada en la consolidación o desaparición, según el caso, de la memoria aversiva o memoria de experiencias desagradables y poco gratificantes.

   Con sus experimentos, los investigadores han detectado que si se bloquean los receptores de la proteína identificada se facilita la desaparición de la memoria, lo que indica que se ha identificado una buena diana terapéutica para el tratamiento de enfermedades que cursan con una inapropiada retención de experiencias desagradables en la memoria, como el miedo, el estrés post-traumáticaco e incluso alguna fobias.