Publicado 21/08/2013 13:40:09 +02:00CET

Ejercicio regular tiene un efecto similar a los fármacos en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares

correr, footing, ejercicio, vida saludable
BLOGSPOT

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ejercicio físico practicado de manera regular tiene un efecto "similar" a los fármacos en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, tal y como ha evidenciado una revisión científica desarrollada por el Centro de Excelencia de Investigación en Actividad Física y Deporte de la Universidad Europea.

Este trabajo, que se produce en un momento en el que las personas continúan reduciendo la práctica de ejercicio y en el que las enfermedades cardiovasculares "siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo", ha estado liderado por el catedrático de Fisiología del Ejercicio, Alejandro Lucía.

Tal es la disminución de la realización de actividad física por parte de la sociedad que "uno de cada tres adultos en el mundo" no la practica, explican desde este centro académico. No obstante, lo más preocupante para los expertos es que es una tendencia que "se adquiere, cada vez más, a edades tempranas" y que, por tanto, "supone un empeoramiento del estado general de salud".

Todo ello se produce a pesar de que la práctica regular de actividad física "previene el desarrollo de enfermedades crónicas", motivo por el que consideran que "puede prescribirse como un tratamiento altamente efectivo y de bajo coste".

REPORTA UNA BUENA APTITUD CARDIORRESPIRATORIA

Lucía señala que el ejercicio tiene como principal resultado el logro de "una buena aptitud cardiorrespiratoria", algo que se traduce en la reducción del riesgo "de desarrollar eventos cardiovasculares y de la mortalidad".

Además, expone que estos beneficios se han estudiado ya en supervivientes de cáncer colorectal, en los cuales se ha observado que el riesgo de mortalidad "es mucho menor si practican ejercicios regularmente". Por su parte, en la población general, esta práctica "está asociada a una vida más longeva", destaca.

Otra de las expertas que también han participado en esta investigación ha sido la también miembro de la Universidad Europea, Carmen Fiuza-Luces, que sostiene que el ejercicio también aporta mayores beneficios "que los suplementos nutricionales de ácidos grasos poliinsaturados de omega 3".

No obstante, ahí no acaban sus bondades, y es que, añadido a lo anterior, "mejora la función endotelial". Éste es "un buen dato a considerar", ya que el mal funcionamiento del endotelio "es un factor de riesgo cardiovascular", concluye.