Doce CCAA han implantado el cribado de cáncer de colón pero solo el 17% de la población tiene acceso

Actualizado 13/03/2013 14:01:38 CET

Dar cobertura a la población de entre 50 y 69 años costaría 65 millones, un 6% del coste estimado del cáncer colorrectal en España

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cribado de cáncer de colon permite reducir un tercio su mortalidad, este programa de detección precoz está actualmente implantado o en fase de implantación en 12 comunidades autónomas, sin embargo, actualmente, solo el 17% de la población española tiene acceso a estos programas.

"El porcentaje sigue siendo bajo", advierten desde la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon, mientras comunidades como Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Canarias, País Vasco, Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Extremadura, Navarra, Galicia y Aragón, ya tienen acceso a esta prueba no invasiva de sangre oculta en heces.

Aunque ha aumentado en los últimos años, el porcentaje es "insuficiente" si se tiene en cuenta que la tendencia es que su prevalencia de la enfermedad siga aumentando, señalan coincidiendo con el mes europeo del cáncer de colon que se celebra durante el mes de marzo.

La Alianza, que integra a 15 reconocidas entidades entre las que se encuentran sociedades científicas, asociaciones de pacientes y organizaciones no gubernamentales, recuerda que Sanidad ya estableció en 2009, en acuerdo con las CCAA, el objetivo de que en el año 2015 se alcanzara una cobertura nacional del 50%.

Esta cifra, "todavía muy lejana", tiene que luchar con el aumento tanto en incidencia como en mortalidad por este tipo de cáncer. De ahí, explica la doctora Ana Pastor, portavoz de la Alianza, la urgencia de generalizar en todas las CCAA una detección precoz que evite que, como se prevé, en los próximos años uno de cada 20 hombres y una de cada 30 mujeres lo sufran antes de los 75 años".

Las previsiones apuntan que en 2015 se detectarán 30.230 nuevos casos de este tipo de cáncer, -- 17.444 en hombres y 12.786 en mujeres--, lo que supone casi 600 diagnósticos cada semana.

Por el momento, recuerda, "más de un millón de personas en España ha reducido el riesgo de desarrollar un cáncer de colon gracias a los programas de cribado", que además suponen un ahorro de recursos fundamental para la SNS, ya que se estima que un diagnóstico precoz y los cánceres evitados gracias a esta prueba puede disminuir los costes un 40 por ciento.

Un dato que es relevante si se tiene en cuenta que los costes directos del cáncer de colon y recto en España pueden estimarse en más de mil millones de euros anuales, mientras que esta prueba de detección precoz cuesta de media 2 euros. Así, haciendo cuenta se estima que dar cobertura a la población de entre 50 y 69 años costaría 65 millones, un 6% del coste estimado del cáncer colorrectal en España.

EL AHORRO YA ESTÁ DEMOSTRADO

Los datos de las comunidades donde ya se ha implantado el cribado en un porcentaje alto son elocuentes; en algunas de ellas, donde se ha realizado una estimación de todos los costes imputables al programa, se ha llegando a la conclusión de que cada cáncer detectado cuesta 7.324,4 euros, cada adenoma avanzado 941,8 euros y cada persona cribada tan solo 28,7 euros.

El ahorro alcanzado al evitar la enfermedad en estas comunidades es de 23.244.000 euros, y la detección precoz de los 543 pacientes diagnosticados de cáncer supone 12.303.068 euros. "Si se suman ambas cantidades el total es 35.547.068 euros en poco más de dos años en una sola comunidad, una cifra muy importante, teniendo en cuenta además que no se ha alcanzado aún la cobertura completa de la población", advierte.

"Extender los programas de cribado en España es una acción coste-efectiva y ahorrará costes directos e indirectos muy importantes. Es cierto que su desarrollo implica un gasto inmediato, pero también lo es que el cribado oportunista ya ocasiona elevados costes no cuantificados y tenderá a aumentarlos más cuanto más se tarde en extender el cribado poblacional controlado por el SNS", señala Pastor.

Los programas de detección precoz mediante las prueba de sangre oculta en heces reducen un tercio la mortalidad por cáncer de colon, lo cual puede salvar más 3.600 vidas al año, ya que este tipo de cáncer se cura en el 90% de los casos cuando se detecta precozmente.

Este tipo de cáncer está detrás de más de 250 fallecimientos semanales, 14.000 muertes anuales. Los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad son la edad -a partir de los 50 años; hábitos como el tabaco y el alcohol; las dietas ricas en grasa e hiper calóricas, la vida sedentaria y padecer algunas condiciones previas, como los pólipos colónicos o las colitis ulcerosas.