Actualizado 11/10/2012 15:08

Los diabéticos tienen que revisarse la vista periódicamente para detectar precozmente complicaciones oculares

Día Mundial de la Visión
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los diabéticos tienen que revisarse la vista periódicamente para detectar precozmente complicaciones oculares, como la retinopatía diabética, que afecta al ojo, y que puede derivar en edema macular diabético, un problema que deteriora la visión y que puede derivar en ceguera, según han aconsejado varios expertos en Madrid con motivo del Día Mundial de la Visión, que tiene lugar este jueves.

De este modo, el jefe de la sección de Oftalmología del Hospital La Paz de Madrid, Félix Armada, ha explicado que los síntomas del edema macular diabético pasan por ver borroso, tanto de lejos como de cerca, tener una visión deformada u observar algunas manchas negras flotantes. Por este motivo, en caso de experimentarlos, el afectado tienen que acudir al especialista.

Esta enfermedad hace que el paciente sufra una mala visión nocturna, dificultades para recuperarse de un estimulo brillante y disminución de la visión del color. En fases posteriores, aparecen zonas ciegas. Y, en el caso de que no se trate, progresa hasta la ceguera. El edema macular diabético con deterioro de la visión afecta a aproximadamente a entre un 1 y 3 por ciento de la población diabética de todo el mundo.

En este sentido, la campaña 'Mirando Hacia Adelante' ha organizado en Madrid una jornada de información, prevención y concienciación sobre los síntomas y las consecuencias del edema macular diabético, la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y el glaucoma. El objetivo es que la sociedad esté concienciada y acuda a revisarse su vista con frecuencia.

Con este fin, la Plaza de Olavide de Madrid ha sido el escenario de una recreación de un circuito urbano en el que los asistentes, con unas gafas distorsionadas que simulan los síntomas de las principales enfermedades causantes de ceguera, han conocido las dificultades con las que cuentan los discapacitados visuales.

También una muestra de cómo las nuevas tecnologías (ordenadores, 'tablets' y móviles) se han adaptado a las personas con discapacidad visual y pruebas de fondo de ojo para controlar la salud de la vista de las personas.

En la jornada ha participado el exatleta Fermín Cacho, quien ha aplaudido la "lección de sacrificio" que dan los deportistas con discapacidades visuales para "seguir adelante". Ha subrayado también la importancia de que los niños se revisen la visión frecuentemente y ha apostado por seguir una dieta equilibrada y practicar deporte.

Por su parte, el atleta paralímpico y ganador de la medalla de oro en Londres 2012 en la modalidad de lanzamiento de disco, David Casinos, ha relatado su experiencia que comenzó hace 15 años, al ser diagnosticado de retinopatia diabética. "Me tocó bailar con la más fea. Ahora es la más bella, ya que la conozco y se cómo tratarla", ha dicho. "Existe otra vida. No tenemos que hundirnos. Para mí, la mejor medalla es la de la vida", ha añadido.

DISCAPACIDAD VISUAL EN ESPAÑA

En España, existen 979.200 personas afectadas por discapacidad visual de las que 70.775 sufren ceguera, según datos de la Encuesta EDAD 2008 realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por comunidades autónomas, las que presentan mayor prevalencia de ceguera son Andalucía y Extremadura (ambas con un 0,182%) y Murcia (0,173%), según la ONCE.

Estos porcentajes son superiores en el caso de las discapacidades visuales. Así, la mayor prevalencia se encuentra también en Extremadura (3,59%), Castilla La Mancha (3,20%), Castilla León (2,93%) y Galicia (2,76%).

Las tres principales causas de ceguera están relacionadas con problemas en la retina. Así, en España, 2.700.000 padecen una enfermedad relacionada, como retinopatia diabética (1.100.000), degeneración macular asociada a la edad (DMAE) -- unas 700.000-- y alta miopía (900.000).

La DMAE es la principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años; la de los mayores de 50 años, la retinopatia diabética; y la de la población jóven, la alta miopía.

Unas 284 millones de personas padecen actualmente algún tipo de discapacidad visual, de las que 39 millones son ciegas. La mayoría de los casos se encuentran en Asia-Pacífico o África.