Descubren una nueva diana terapéutica para el desarrollo de antidepresivos más eficaces

Actualizado 14/04/2011 13:25:47 CET

LONDRES 14 (Reuters/EP)

Científicos del Instituto de Psiquiatría del King's College de Londres, en Reino Unido, han descubierto el mecanismo por el que algunos fármacos antidepresivos generan nuevas células cerebrales, un hallazgo que puede ser clave a la hora de desarrollar nuevas y mejores terapias para combatir la depresión.

Estudios previos habían demostrado que algunos antidepresivos como los tricíclicos y los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) generan nuevas células cerebrales, pero hasta ahora no se había determinado cómo lo hacían.

Sin embargo, en una investigación con sertralina y otros antidepresivos cuyos resultados publica la revista 'Molecular Psychiatry', han observado que estos fármacos regulan el receptor glucocorticoide (RG), una proteína clave involucrada en la respuesta al estrés de la que depende la creación de nuevas células.

"Después de identificar el papel clave que juega el receptor glucocorticoide en la generación de nuevas células cerebrales, ahora podremos usar este novedoso sistema de células madre para modelar enfermedades psiquiátricas en el laboratorio, evaluar nuevos compuestos y desarrollar fármacos antidepresivos mucho más efectivos y personalizados", según ha explicado Christoph Anacker, autor de la investigación.

La depresión es un trastorno mental que afecta a unos 121 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se encuentra entre las principales causas de discapacidad a nivel mundial. Sin embargo, menos del 25 por ciento de quienes la padecen tiene acceso a tratamientos efectivos.

Estudios recientes han demostrado que los pacientes deprimidos presentan una reducción en un proceso llamado neurogénesis, que consiste en el desarrollo de nuevas células cerebrales, lo que favorece la aparición de algunos síntomas como los problemas de humor y de memoria.

Partiendo de esta base, Anacker y su equipo investigó los efectos de los antidepresivos en células cerebrales de laboratorio, para lo que utilizaron en un modelo con células madre la sertralina, comercializado por Pfizer como 'Zoloft'.

"Es la primera vez que, en un modelo clínico relevante, logramos demostrar que los antidepresivos producen más células madre y también aceleran su desarrollo a células cerebrales adultas", indicó Anacker.

De hecho, asegura, han descubierto que hay una proteína específica en la célula, el receptor glucocorticoide, que es esencial para que esto suceda", de modo que, cuando los antidepresivos activan esta proteína, a su vez "se activan los genes específicos que transforman células madre inmaduras en células cerebrales adultas".