Una deficiencia en una enzima podría obstaculizar la erradicación de la malaria

Actualizado 14/11/2012 12:15:48 CET
JAMES GATHANY (CDC)/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

En países donde el paludismo es una enfermedad endémica, se estima que unos 350 millones de personas tengan una deficiencia en una enzima que puede provocar complicaciones graves a la hora de tomar primaquina, un medicamento clave en el tratamiento de la malaria recurrente, según un estudio financiado por el Wellcome Trust y publicado esta semana en 'PLOS Medicine'.

Las personas con deficiencia de G6PD, un defecto genético de reducción de la actividad de la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, que tomen

primaquina pueden experimentar una complicación severa: la ruptura de los glóbulos rojos (hemólisis). Por ello, deben sopesarse los beneficios de implementar un programa con este tratamiento frente al daño potencial que se provocará a una parte sustancial de la población, hasta el 8 porciento, que puede tener esta deficiencia.

Este hallazgo es importante ya que en el plan mundial para eliminar la malaria se recomienda la administración de primaquina, el único medicamento para prevenir la recaída malaria. Los investigadores implicados en este hallazgo, de Indonesia, Kenya, Filipinas y Reino Unido, dirigidos por Rosalind Howes de la Universidad de Oxford (Reino Unido), llegaron a estas conclusiones mediante la introducción de información sobre la frecuencia de la deficiencia de G6PD de encuestas a la comunidad en un modelo geoestadístico.

Utilizando el modelo, los autores predicen que la deficiencia de G6PD es generalizada en las regiones endémicas de malaria, con las frecuencias más bajas en América del Norte y del Sur y las mayores en zonas tropicales de África y la Península Arábiga. Aunque la frecuencia prevista de deficiencia de G6PD varía considerablemente en distancias relativamente cortas en muchas áreas, pero la global fue del 8% en los países con malaria endémica (unos 350 millones de personas afectadas) y del 5,3 por ciento en los países en los que se planea poner en práctica programas de eliminación del paludismo (100 millones).

"El control del paludismo y eliminación son una prioridad en la agenda sanitaria mundial, sin embargo, un fármaco clave para ayudar a lograr este objetivo sigue siendo demasiado peligroso para su uso generalizado --explica Howe--.

Hemos desarrollado un mapa de este factor de riesgo, la deficiencia de G6PD, y parece que es muy común en muchas regiones endémicas de malaria. Queda mucho trabajo por hacer para entender completamente esta enfermedad, en particular, su diversidad genética".

DESARROLLAN UNA INYECCIÓN DE MALARIA

Por otra parte, científicos han informado en 'American Journal of Tropical Medicine and Hygiene' del desarrollo de una formulación inyectable de la malaria que permite lograr una infección controlada, lo que podría permitir, según los propios investigadores, que sea mucho más fácil evaluar nuevos medicamentos y vacunas al mismo tiempo convertirse en una vacuna en sí.

En concreto, los autores de la investigación explican que, primera vez, voluntarios humanos han sido infectados con malaria a través de una inyección de parásitos estériles criopreservados durante más de dos años que se recogieron de la saliva de mosquitos infectados en el cumplimiento de las normas reglamentarias. El hallazgo indica que la inyección directa de parásitos criopreservados se puede utilizar en lugar de las picaduras de mosquitos, como se expuso en la presentación de la investigación en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene.

Los investigadores de la Radboud University Medical Center en los Países Bajos y sus colegas de Sanaria Inc y Proteína Potencial LLC dijeron que los hallazgos de este estudio podrían ser una "poderosa herramienta" para probar fármacos prometedores contra la malaria y vacunas en ensayos que implican la exposición deliberadamente a una "infección controlada de malaria humana". Además, la formulación inyectable podría considerarse como parte de un nuevo enfoque para proporcionar protección contra la enfermedad.