Publicado 03/09/2021 16:15CET

CRIS contra el cáncer tiene en marcha más de 130 ensayos clínicos sobre tumores hematológicos

El doctor Joaquín Martínez
El doctor Joaquín Martínez - CRIS CONTRA EL CÁNCER

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

Coincidiendo con el Día Mundial del Mieloma Múltiple, que se conmemora este domingo, CRIS contra el Cáncer presenta novedades con tratamientos pioneros, terapias avanzadas y nuevas dianas terapéuticas, y destaca que tiene más de 130 ensayos clínicos en marcha sobre tumores hematológicos y ha realizado más de 250 desde su creación.

De hecho, lograr tratamientos efectivos contra el mieloma múltiple es una de las líneas principales de investigación de CRIS contra el cáncer desde la creación en 2011 de la Unidad HUNET-CRIS de Tumores Hematológicos en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, dirigida por el doctor Joaquín Martínez, jefe de Servicio de Hematooncología del hospital, y es el foco principal de la investigación del doctor Bruno Paiva con el II Programa CRIS de Excelencia dotado con 1.250.000 euros.

"La ayuda de CRIS contra el cáncer ha sido clave para que en estos 10 años hayamos podido acelerar la investigación, generado mucho más conocimiento y participado en el desarrollo de nuevos tratamientos que ahora son clave en el tratamiento de enfermos con tumores hematológicos", explica Martínez.

"Hemos participado en el desarrollo de nuevas terapias como los anticuerpos monoclonales y las hemos podido ofrecer a nuestros pacientes para que se beneficien de ellas. Ahora mismo son un tratamiento clave en el mieloma múltiple", subraya. "También hemos trabajado en el desarrollo de nuevas terapias avanzadas como el uso de células modificadas genéticamente frente al cáncer, un campo en el que somos pioneros a nivel mundial", añade, para destacar la línea de investigación sobre el desarrollo de nuevas células como las células 'Natural Killer', modificadas genéticamente para el tratamiento de la leucemia mieloide aguda y el mieloma múltiple.

"También hemos trabajado en el desarrollo de nuevas herramientas de pronóstico y diagnóstico como los test de enfermedad mínima residual basada en pruebas genéticas de nueva generación, otro campo en el que también somos pioneros", enfatiza el jefe de la Unidad CRIS del Hospital 12 de Octubre.

Para estar a la vanguardia, la Unidad CRIS del 12 de Octubre busca mejorar las terapias celulares actuales (CAR-T) con terapias celulares poniendo el foco en las células 'Natural Killer', más seguras y con menos efectos secundarios con respecto a los CAR-T. En estos momentos trabajan para potenciar su actividad, lograr que permanezcan activas durante más tiempo, combatiendo los tumores.

Asimismo, la Unidad CRIS no solamente trabaja en terapias celulares, pues también estudian dos importantes avances como posibles dianas terapéuticas: la mitocondria y la proteína HNRNPK, que podría jugar un papel importante en el desarrollo de tumores de la sangre como el mieloma.

Las mitocondrias son las centrales energéticas de las células y a medida que los mielomas avanzan y progresan, el número, tamaño y actividad de las mitocondrias aumenta. Según el equipo del doctor Martínez, se puede combinar un fármaco con una terapia habitual para atacar las mitocondrias de forma muy efectiva. Además, analizando el tamaño y número de las mismas, podría ser una prueba predictiva de si los pacientes van a empeorar.

LA IMPORTANCIA DE LA ENFERMEDAD MÍNIMA RESIDUAL

Dos de los grandes retos al tratar las enfermedades hematológicas consiste en estar seguros de que el tratamiento ha eliminado completamente las células tumorales y ser capaces de anticiparse a la aparición de recaídas. En este contexto, la enfermedad mínima residual (EMR) es el término empleado para describir la pequeña cantidad de células cancerosas que permanecen en el cuerpo después de que el tumor responda al tratamiento.

La detección de EMR sirve a los hematólogos para evaluar la eficacia del tratamiento y es un indicador de qué pacientes corren el riesgo de sufrir una recaída. También puede confirmar que un cáncer está realmente en remisión e identificar la reaparición precoz de la enfermedad hematológica maligna, que va a permitir el cambio de línea de tratamiento. El laboratorio del Dr. Joaquín Martínez es referencia mundial en la aplicación de este parámetro para anticiparse a las recaídas.

"Muchos de los esfuerzos que está realizando nuestro laboratorio y que se han publicado están enfocados a demostrar el verdadero impacto pronóstico de la EMR en mieloma múltiple, es decir, si su negativización es el mejor predictor independiente de la supervivencia del paciente frente a otros precedentes hasta la fecha", explica el doctor Antonio Valeri, del equipo de investigación del doctor Martínez.

UN NUEVO MÉTODO DIAGNÓSTICO TEMPRANO QUE SALVARÁ VIDAS

En paralelo a las distintas líneas de la Unidad CRIS del Hospital 12 de Octubre, el doctor Bruno Paiva (Clínica Universidad de Navarra), gracias al II Programa CRIS Excelencia que cuenta con una aportación de 1.250.ooo euros en cinco años, profundiza en la investigación del mieloma múltiple. Desarrollará un proyecto centrado en tumores hematológicos en la Clínica Universidad de Navarra.

En concreto, pondrá en marcha un estudio multicéntrico que estudiará a 5.000 pacientes con gammapatía monoclonal de significado incierto, una patología benigna que generalmente no avanza, pero que en algunos casos puede ser la antesala de enfermedades como el mieloma múltiple. El objetivo del proyecto consiste en comprender cuándo y por qué se produce esa transformación desde las fases previas a tumores incurables como el mieloma, linfoma linfoplasmocítico o la amiloidosis. Con la información obtenida, se desarrollará un método diagnóstico aplicable en el día a día de los laboratorios hospitalarios, que permitirá identificar de manera muy temprana e individualizada a los pacientes con riesgo de progresar a un tumor o de desarrollar infecciones severas, algo que salvará muchas vidas.

Otro de los proyectos que CRIS contra el cáncer tiene en marcha en mieloma múltiple se lleva a cabo en el Institute of Cancer Research, en Londres (Reino Unido), de la mano de la doctora Charlotte Pawlyn. Su objetivo consiste en estudiar los mecanismos de resistencia a IMiDs (fármacos inmunomoduladores), los tratamientos más habituales contra el mieloma. El estudio es fundamental para lograr que los tratamientos contra el mieloma sean más eficaces, especialmente para los pacientes con tumores resistentes a las terapias convencionales.

Contador

Para leer más