Publicado 08/06/2020 12:12CET

CRIS Contra el Cáncer impulsa 4 proyectos de investigación en tumor cerebral en Londres, París y Madrid

Tumor cerebral.
Tumor cerebral. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / STOCKDEVIL - Archivo

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

CRIS Contra el Cáncer ha informado, con motivo del Día Mundial del Tumor Cerebral, de que está impulsando cuatro proyectos de investigación en tumor cerebral en Londres, París y Madrid, ciudad esta última en la que está colaborando en dos trabajos.

Uno de ellos es el estudio llevado a cabo por el doctor Chris Jones, en The Institute of Cancer Research (ICR) de Londres, el cual tiene una "activa relación" con el nuevo grupo de tumores cerebrales que CRIS financia en el Hospital Universitario Infantil Niño Jesús con el doctor Álvaro Lassaletta; con el proyecto de mieloblastoma de la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas del Hospital de La Paz con el doctor Antonio Pérez Martínez; y con el grupo CRIS de Investigación en Glioma Pontino Intrínseco Difuso (DIPG) en el Instituto Gustave Roussy de París, Francia.

Para algunos tumores cerebrales apenas existen tratamientos efectivos y la media de supervivencia de los niños tras la diagnosis en ocasiones no pasa de un año. Además, los tratamientos tienen que ser muy agresivos, y pueden dejar secuelas muy importantes en los pacientes. Por lo tanto son "imprescindibles" métodos para mejorar los diagnósticos e identificar qué características tiene el tumor de cada paciente, para poder aplicar terapias más especializadas y personalizadas.

"Si se pueden identificar características o debilidades en los tumores de cada niño que permitan escoger de manera más adecuada la terapia, estaremos aumentando mucho las probabilidades de éxito y evitando efectos secundarios de terapias que no van a funcionar", han dicho desde la organización.

En concreto, el trabajo del equipo de Jones consiste en buscar mutaciones genéticas en los tumores cerebrales que sean específicas de cada subtipo, especialmente de algunas de sus variantes más agresivas, como glioma pediátrico de alto grado. Esto ayuda a comprender mejor la cascada de sucesos que tienen lugar en una célula para que escape fuera de control en el desarrollo de la patología.

En este proyecto se han logrado avances "esperanzadores" que serán puestos en práctica en ensayos clínicos futuros, y muestran la importancia de analizar en profundidad las características morfológicas y genéticas de los tumores de los pacientes de cáncer cerebral infantil para poder escoger las terapias más adecuadas y efectivas.

Los resultados del grupo del doctor Chris Jones muestran que varios compuestos contra ALK2 mejoran sustancialmente la supervivencia en modelos de laboratorio de glioma pontino intrínseco difuso y redujeron el tamaño de los tumores de algunos pacientes. Estos hallazgos pueden añadir una nueva arma al escaso arsenal actual contra este tipo tan agresivo de tumores.

Asimismo, el proyecto liderado por Jacques Grill en el Instituto Gustave Roussy de Francia consiste en identificar qué alteraciones de las células tumorales permiten predecir que niños tienen mayores probabilidades de desarrollar metástasis. Si se consigue descubrir qué genes de los tumores pueden provocar metástasis cuando se alteran (han encontrado 10 genes candidatos), se podrá identificar a los niños con mayor riesgo y diseñar estrategias terapéuticas más adecuadas.

El segundo objetivo del proyecto consiste en buscar compuestos contra estas alteraciones, para comprobar si pueden prevenir las metástasis en modelos de laboratorio con animales. Para ello han optado por mantener en cultivo secciones de cerebro de animales, sobre las cuales se realizan los experimentos.

"Estos modelos suponen una enorme ventaja sobre los cultivos celulares tradicionales, ya que incluyen muchos tipos de células, incluyendo células sanas, tumorales e incluso neuronas, mantienen la arquitectura de los tejidos, las interacciones y comunicaciones. Se trata de un tipo de experimentos muy avanzados y que muy pocos grupos son capaces de realizar. Si finalmente estos modelos proporcionan resultados positivos, la aplicación en la práctica clínica será muy rápida, ya que los resultados se pueden traducir en nuevos tratamientos más efectivos en el frenado de las metástasis", han explicado desde CRIS Contra el Cáncer.

PROYECTO CRIS DE TUMORES CEREBRALES EN MADRID

Asimismo, el equipo al que pertenece el doctor Álvaro Lassaletta en el Hospital Niño Jesús de Madrid lleva 14 años trabajando en un tratamiento de inmunoterapia basada en virus oncolíticos. Los virus oncolíticos son un tipo de virus que infectan y eliminan específicamente a las células tumorales pero ignoran a las células sanas.

En el caso de la terapia proyecto, llamada 'CELYVIR', los virus no se inoculan directamente; al paciente se le administran unas células que los producen, a modo de fábrica, y los liberan en el tumor. Se ha comprobado su seguridad de esta terapia en varios tipos de tumores infantiles, como el neuroblastoma o los sarcomas. Ahora se quiere comprobar su seguridad y eficacia en tumores cerebrales.

El proyecto, que cuenta con una financiación de 171.150 euros lograda a partir del apoyo de familiares y amigos de Noel, un niño de 13 años. Consiste en un ensayo clínico de fase I con pacientes de hasta 22 años diagnosticados con meduloblastoma en progresión o en recaída. El objetivo es evaluar la seguridad del tratamiento con estos virus oncolíticos en pacientes pediátricos, adolescentes y adultos jóvenes.

También se busca evaluar el potencial antitumoral de la terapia con este tipo de virus, e identificar qué características presentan los pacientes a los que les funciona mejor. Aunque el ensayo se está desarrollando conforme a los tiempos normales, la pandemia de Covid-19 ha ralentizado las cuestiones administrativas necesarias para el inicio del ensayo. Si todo va bien, probablemente empezará a incorporar pacientes a finales de 2020.

Por otra parte, el equipo del doctor Antonio Pérez de la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas del Hospital de La Paz es uno de "máximos exponentes" en el desarrollo y aplicación de terapias celulares a niños con tumores en recaída o sin otras opciones de tratamiento. Una de sus especialidades son las terapias celulares basadas en células 'natural killer', células de nuestro organismo que son capaces de destruir a un amplio abanico de células tumorales.

Gracias a los resultados obtenidos en el laboratorio en modelos de meduloblastoma usando células 'natural killer', se pondrá en marcha un ensayo clínico de Fase I en el que se infundirán células NK en pacientes infantiles de meduloblastoma en recaída. Estas células ya han mostrado en laboratorio una gran efectividad en la identificación y destrucción de células tumorales cerebrales, por lo que se esperan resultados positivos.

Para leer más