COMUNICADO: Nueva terapia para el control del dolor oncológico irruptivo disponible en España

Actualizado 24/07/2012 13:04:01 CET

Madrid, 23 de julio 2012.- Takeda España anuncia que está disponible en el mercado Instanyl, un pulverizador nasal de fentanilo para el dolor irruptivo en pacientes oncológicos. Instanyl es un analgésico opioide que proporciona un alivio rápido y efectivo a estos pacientes, y está indicado para personas que ya están recibiendo analgésicos opioides para su dolor crónico de base.

El dolor irruptivo es muy común en pacientes con cáncer, que experimentan dolor en el 85% de los casos. De ellos, entre un 60 y un 95% sufre dolor irruptivo, que se manifiesta de manera repentina e intermitente en pacientes cuyo dolor de base oncológico está controlado de manera adecuada y relativamente estable. Aparece muy rápidamente y puede durar, de media, unos 30 minutos. Los pacientes pueden experimentar un episodio de este tipo hasta cuatro veces al día, afectando de manera importante a su calidad de vida.

Esta nueva formulación de fentanilo ha demostrado a través de su programa de desarrollo clínico que puede aliviar el dolor irruptivo oncológico desde los primeros 5 a 10 minutos tras su administración, y que tiene una duración de efecto corta (56 minutos), lo cual se ajusta al episodio de dolor irruptivo tratado, e implica que el paciente no necesite tomar más medicación de la necesaria. Se administra por vía nasal (intranasal) y garantiza un nivel rápido y elevado de absorción en el paciente. Es fácil de usar, tanto para el paciente como para el cuidador, y puede ser autoadministrado, proporcionando a los pacientes la idea de autonomía a la hora de controlar su dolor, lo que mejora su estado psicológico y su calidad de vida.

"A pesar de la alta prevalencia del dolor oncológico irruptivo, en la actualidad existe una falta de reconocimiento del impacto que puede tener en la vida de una persona. La rápida aparición del alivio proporcionada por Instanyl, es un avance importante para los pacientes. Se trata de un importante paso ya que a menudo este dolor es diagnosticado y tratado inadecuadamente. Instanyl se añade al portafolio de productos de Takeda para marcar una diferencia en la vida de los pacientes en España", asegura Lide Verdugo, Directora General en España.

El manejo eficaz de los episodios de dolor irruptivo con nuevos tratamientos puede contribuir al ahorro de costes al sistema de salud a largo plazo, al reducir los ingresos por urgencias. El gasto de los tratamientos para los pacientes con dolor persistente es un 44% más alto (819?) que para los pacientes sin dolor (568?). Estos pacientes también son 2,5 veces más propensos a buscar ayuda médica en el servicio de urgencias, que los pacientes con dolor crónico pero sin dolor irruptivo.

El perfil de tolerabilidad de Instanyl es el típico de otros opioides. Los efectos adversos reportados con Instanyl son los mismos que los que normalmente se describen para los tratamientos con opioides.

Sobre el dolor irruptivo El dolor es muy frecuente en pacientes con cáncer, con una prevalencia de entre el 30-40% en fases tempranas de la enfermedad y entre un 70-90% en fases avanzadas. Aproximadamente el 85% de los pacientes con cáncer experimentan dolor y de ellos, el 60% sufren dolor irruptivo.

La aparición del dolor irruptivo es común en pacientes oncológicos, aunque a menudo está infradiagnosticado. A pesar de su alta prevalencia y sus efectos adversos, el dolor oncológico a menudo no es tratado de manera adecuada.

En una encuesta realizada a pacientes oncológicos en Estados Unidos, se identificó que los recursos médicos utilizados para pacientes que sufren de dolor irruptivo oncológico eran 5 veces superiores que los requeridos para los pacientes sin esta situación. Hay una gran diferencia entre los costes anuales del tratamiento de un paciente con dolor irruptivo (9.100?) y los costes asociados con el tratamiento de un paciente sin dolor irruptivo (1.820?).

EMISOR: Instanyl

Un reciente estudio analizó la eficacia, seguridad y el nivel de preferencia de Instanyl en comparación con un fentanilo oral transmucosa (otra vía de administración diferente de fentanilo, Actiq) en el tratamiento del dolor irruptivo oncológico.

En este estudio se evidenció la superioridad de Instanyl frente a Actiq. Los principales resultados reflejan que: - A los 5 minutos de la administración de Instanyl se registra una disminución de la intensidad del dolor (mayor o igual al 33% en la escala en la que se medía) en un 25,3% de los episodios tratados, frente al 6,8% conseguido con Actiq. - El descenso de la intensidad del dolor es aún más significativo si observamos los datos a los 10 minutos, donde Instanyl controla el 51% de los episodios y Actiq el 23,6%. - En referencia a la facilidad de uso, un 90,1% considera Instanyl fácil o muy fácil de usar frente a un 39,8% para Actiq. - Un 77,4% prefirió Instanyl frente al 22,6% que prefirió Actiq.

Instanyl está disponible en tres concentraciones diferentes (50, 100 y 200 microgramos/dosis) y en envases de 10 o 40 pulverizaciones (en el caso del envase multidosis), y también en envases de seis unidosis. Es una solución acuosa para pulverización nasal de administración no invasiva para tratar el dolor. Los pacientes oncológicos a menudo presentan síntomas de boca seca y otras manifestaciones patológicas que pueden limitar la capacidad de usar medicación oral. Además, la aceptación de la vía intranasal por parte de los pacientes oncológicos, aumenta con la gravedad del dolor irruptivo.

En un estudio de 10 meses de duración, las tres dosis de Instanyl se toleraron generalmente bien. La mayoría de los acontecimientos adversos que llevaron a la suspensión del tratamiento no estuvieron relacionados con el producto, sino con la progresión de la enfermedad.