Publicado 23/11/2021 19:09CET

Cinco sociedades médicas piden reforzar la AP y el reconocimiento de la especialidad de Infecciosa en el Senado

Representantes de cinco sociedades científicas en el Senado.
Representantes de cinco sociedades científicas en el Senado. - MARIA PLATERO

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Representantes cinco sociedades médicas han comparecido este martes ante la Comisión de Sanidad del Senado, donde han pedido el reconocimiento de la especialidad de Patología Infecciosa, así como el reforzamiento de la Atención Primaria (AP) después de lo vivido durante la pandemia de Covid-19.

Se trata de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

En concreto, el presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), Antonio Rivero Román, ha puesto de manifiesto la necesidad de "replantear" las estrategias de salud pública, de tal manera que se evite el impacto de nuevas epidemias, "que llegarán". "El salto de patógenos entre distintas especies animales es un hecho común que afecta con frecuencia al ser humano, siendo responsable de nuevas pandemias", ha avisado.

Por ello, ha lamentado que, "en este escenario de situación de pandemia por enfermedades infecciosas emergentes, ante la amenaza de futuras epidemias por cambios drásticos en la forma de vida del ser humano, resulta difícil entender que España siga siendo el único país de la Unión Europea, junto con Bélgica, donde las enfermedades infecciosas como especialidad médica no se encuentran reconocidas, y que, por tanto la formación de los futuros especialistas no se encuentre garantizada".

En el mismo sentido se ha expresado Benito Almirante, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Vall D'Hebron, quien además ha puesto de manifiesto la importancia de disponer de los nuevos tratamientos antivirales orales complementarios para el control de la pandemia.

Sin embargo, ha advertido de "una nueva situación de incertidumbre", que reside en el hecho de que otras enfermedades virales respiratorias, que han sido siempre muy prevalentes y que el año pasaron tuvieron una presencia anecdótica debido a las medidas de contención de la Covid-19, podrían volver "con mayor intensidad". Esto se debe, tal y como ha razonado el experto, a la menor protección y a la pérdida de inmunidad de los niños, al no haber estado en circulación estos virus en la temporada anterior.

Por su parte, el miembro de la Comisión Permanente y Portavoz COVID de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Lorenzo Armenteros, ha puesto sobre la mesa la aparición de la Covid persistente, que se define como aquella que dura más de dos meses después de la fase aguda, y en la que los síntomas pueden mantenerse a lo largo del tiempo. Al igual que Almirante, ha celebrado la aparición de nuevos antivirales para tratar la Covid-19, ya que pueden suponer una esperanza también para los pacientes de Covid persistente.

"Desde la AP la esperanza es doble. Pido que los fármacos sean accesibles desde la AP, porque nos daría la posibilidad de atacar la enfermedad desde el principio, siendo esta un complemento perfecto ala vacuna", ha señalado Armenteros, recordando que la vacuna solo ha aminorado los síntomas de Covid persistente en un 20 por ciento de los pacientes.

"Necesitamos terapias erradicadoras de virus y sus síntomas; antivirales accesibles que contribuyan al tratamiento integral del paciente, y en esto la AP debe tener un papel predominante por ser el primer nivel asistencial", ha esgrimido.

LA VACUNACIÓN, PRINCIPAL HERRAMIENTA FRENTE A LA PANDEMIA

Así las cosas, ha hecho hincapié en la importancia de seguir haciendo de la vacunación la principal herramienta frente a la pandemia, pero también ha reforzado la necesidad de un diagnóstico y tratamiento temprano de la enfermedad desde AP para reducir el riesgo de hospitalización y fallecimiento.

Por otro lado, el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Salvador Tranche, ha hecho referencia a la importancia de reforzar la salud pública, así como de impulsar un sistema de información sanitaria nacional que facilite la toma de decisiones y la gestión de procesos, como la presente pandemia.

Además, también ha puesto de relieve la delicada situación que atraviesa su área actualmente. "En la AP nos encontramos en un momento crítico, estamos subfinanciados. Hemos reivindicado 4.000 millones de euros para Medicina de Familia, pero solo el dinero no es suficiente, ya que son necesarios profundos cambios en el sistema, como hacer más atractiva la especialidad para que los egresados la elijan", ha defendido Tranche.

Por su parte, el coordinador del Grupo COVID-19 de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Vicente Martín Sánchez, ha reflexionado sobre la necesidad de establecer mecanismos para la detección temprana de enfermedades infecciosas emergentes desde la AP, aunque esta se encuentre "en proceso de desamortización", tal y como ha denunciado. Al igual que sus colegas, ha reclamado que desde la Medicina de Familia se puedan prescribir antivirales orales para tratar "cuanto antes" la enfermedad causada por el SARS-CoV-2.

Por otro lado, el coordinador de la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa (REIPI), Jesús Rodríguez Baño, ha puesto en valor el abordaje multidisciplinar de los pacientes de Covid-19 durante la pandemia, pero también ha pedido el reconocimiento de la especialidad de Patología Infecciosa.

Por último, el coordinador del Comité de Calidad Asistencial e Innovación de la Sociedad Española de Neurología y Cirugía Torácica (SEPAR), Carlos Javier Egea Santaolalla, ha señalado que uno de los beneficios más importantes de la pandemia ha sido "la creación en los hospitales de zonas diferentes que no existían y que han tenido un impacto brutal en la cadena de valor de los pacientes, como es el caso de las unidades de cuidados respiratorios intermedios".

Contador