Los catéteres, vinculados con mayor riesgo de infecciones

Actualizado 22/02/2013 12:56:29 CET
Actualizado 22/02/2013 12:56:29 CET

Los catéteres, vinculados con mayor riesgo de infecciones

Y problemas cardiacos y muerte en pacientes en diálisis

Diálisis
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los pacientes de diálisis con catéter para llegar a la sangre tienen los mayores riesgos de muerte, infecciones y eventos cardiovasculares en comparación con los que utilizan otros tipos de vías de acceso vascular, según un análisis publicado en el próximo número de 'Journal of American Society of Nephrology'. Los autores señalan que, sin embargo, se necesitan más investigaciones para determinar los riesgos de cada persona.

   Para los pacientes con enfermedad renal que deben someterse a diálisis, los expertos recomiendan una fístula arteriovenosa, que se crea mediante la conexión de la propia vena y la arteria del paciente para formar un sitio de larga duración a través de la cual la sangre pueda ser retirada y devuelta.

   Alternativamente, el paciente puede usar un injerto arteriovenoso, que es un conducto de plástico entre una arteria y una vena. Muchos pacientes usan un catéter en su lugar por varias razones, incluyendo la preparación inadecuada para la diálisis, la evitación de cirugía o el miedo a las agujas, como anexo a la máquina de diálisis a través de un catéter que no requiere agujas. Además, una fístula arteriovenosa o injerto no es posible en todos los pacientes, especialmente aquellos que están más enfermos.

   Para comparar los diferentes tipos de acceso vascular para la diálisis, Pietro Ravani, de la Universidad de Calgary, en Canadá, y sus colegas revisaron la literatura médica, la evaluación de la asociación entre la fístula arteriovenosa, el injerto arteriovenoso y el catéter venoso central, con riesgo de muerte, infección, y los principales acontecimientos relacionados con el corazón, como ataques y derrames cerebrales. Los investigadores analizaron 67 estudios con 586.337 participantes.

   En comparación con los individuos con fístulas, los que utilizaban catéteres tenían un riesgo un 38 por ciento mayor de sufrir un evento importante relacionado con el corazón, un 53 por ciento más de riesgo de morir y más del doble de posibilidades de desarrollar infecciones fatales.

   En comparación con los individuos con fístulas, aquellos con injertos tuvieron un 18 por ciento más de riesgo de morir y un 36 por ciento más de desarrollar infecciones fatales, pero no unas posibilidades mayores de experimentar un importante evento relacionado con el corazón.

   Los resultados sugieren que si los pacientes con diferentes tipos de acceso a la sangre tenían una salud similar, entonces el uso de catéteres para hemodiálisis registra los mayores riesgos de muerte, infecciones y eventos cardiovasculares en comparación con otros tipos de acceso vascular y fístulas. Sin embargo, los pacientes en estos estudios no estaban igual de sanos: los que usaban catéteres probablemente estaban más enfermos y aquellos con fístulas eran los más saludables.

   "Nuestros hallazgos se reflejan en las actuales guías de práctica clínica, que promueven las fístulas como la forma preferida de acceso al torrente sanguíneo en pacientes en hemodiálisis", destacó el doctor Ravani, quien agregó que los estudios que identificaron fueron de baja calidad, por lo que aboga por realizar análisis con datos de mejor calidad.