Actualizado 20/05/2007 14:30:06 +00:00 CET

Cada año se pierden en España 1,2 millones de años de vida por muertes prematuras, según el INE

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Cada año se pierden en España un total de 1.271.133 años de vida debido a los fallecimientos prematuros, un tercio de ellas (445.348) a causa de procesos tumorales, según los datos sobre defunciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2005. El mayor número de muertes totales en nuestro país se produce entre los 80 y 84 años de edad, con 73.000, mientras que la menor mortalidad se registra entre los 10 y 14 años, con 281 fallecidos.

Según estos datos, recogidos por Europa Press, se produce un mayor número de horas de vida perdidas entre los hombres (900.696) que entre las mujeres (370.436). Para éste cálculo únicamente se registran los fallecimientos producidos entre 1 y 69 años de edad, con lo que se prescinde de las ocurridas en las edades más avanzadas y, por tanto, en una edad considerada habitual.

Tras los tumores, las principales causa de pérdida de años de vida por fallecimientos prematuros son las calificadas como "externas" (accidentes, agresiones, envenenamientos, complicaciones en la atención médica), con 236.190 horas (170.079 en hombres y 66.11 en mujeres), y las enfermedades del sistema circulatorio, con 197.386 horas (148.191 en hombres y 49.177 en mujeres).

Otras causas con gran incidencia son las enfermedades del sistema digestivo (70.889 horas), las enfermedades infecciosas y parasitarias (61.954), las enfermedades del sistema respiratorio (57.853), las del sistema nervioso y los órganos de los sentidos (40.485), los signos y síntomas anormales clínicos y de laboratorio (40.227), las enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (20.378), las malformaciones congénitas (13.638) y los trastornos mentales y de comportamiento (10.690).

Con menor incidencia figuran las enfermedades del sistema genitourinario (8.844 horas), las del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo (4.789), las de la sangre y la inmunidad (4.702), las afecciones originadas en el periodo perinatal (1.596), las enfermedades de la piel (912) y el embarazo, parto y puerperio (655).

Por comunidades autónomas, en Andalucía se pierden 236.190 horas por muertes prematuras, principalmente por tumores (75.562) y enfermedades del sistema circulatorio (41.199); 34.882 horas en Aragón (12.476 por tumores), 34.767 en Asturias (13.755 por tumores); 27.291 en Baleares (9.474 por tumores); 62.573 en Canarias (19.647 por tumores y 10.415 por enfermedades del sistema circulatorio); 15.612 en Cantabria (5.797 por tumores y 2.085 por enfermedades cardiacas), y 70.393 en Castilla y León (26.603 por tumores).

En Castilla-La Mancha se pierden 50.031 horas (15.978 por tumores); en Cataluña, 196.111 (71.801 por tumores); en Comunidad Valenciana, 145.171 (49.359 por tumores); en Extremadura, 20.180 (10.619 por tumores), en Galicia, 90.319 (32.354 por tumores); Madrid, 150.745 (55.992 por tumores); en Murcia, 37.279 (11.656 por tumores y 11.450 por causas externas); en Navarra, 15.023 (5.355 por tumores y 4969 por causas externas); en el País Vasco, 62.241 (24.722 por tumores); en La Rioja, 8.185 (2.920 por tumores y 2.282 por causas externas); y en Ceuta y Melilla, 4.197 (1275 por tumores).

CASI 400.000 FALLECIDOS EN 2005

Según el estudio del INE, en 2005 murieron en España 387.355 personas, el 77 por ciento de ellas (298.193 personas) mayores de 70 años. El rango de edad en el que se producen más fallecimientos es el de 80 a 84 años de edad, con 73.005 personas, seguido del de 85 a 89 años (64.022) y del de 75 a 79 años (57.516) De 90 a 94 años murieron 44.812 personas en 2005; de 70 a 74 años, 40.546 personas, y mayores de 95 años, 18.292. De los 60 a los 69 años murieron 40.626 personas.

Por contra, la menor mortalidad se registra en la edad de 10 a 14 años, con 281 fallecidos en 2005, seguido de los 5 a los 9 años (229) y de 1 a 4 años (380). Por debajo de un año se registraron en 2005 un total de 1.765 muertes. Con la adolescencia se produce un incremento creciente de los fallecimientos, con 6.758 defunciones entre los 15 y los 34 años (914 entre 15 y 19 años y ya 2.568 entre los 30 y los 34).Entre los 35 y los 59 años fallecieron 39.123 personas (3.763 entre los 35 y los 39 años y 13.238 entre los 55 y los 59).

La principal causa de muerte son las enfermedades del sistema circulatorio, con 126.907 fallecimientos, seguida de los tumores (100.206), las enfermedades del sistema respiratorio (47.089), la enfermedades cerebrovasculares (34.750) y el infarto agudo de miocardio (23.569).

Sin embargo, se producen diferencias entre las causas de la muerte según las edades y así, mientras entre los menores de un año la causa habitual son las malformaciones y las afecciones originadas en el periodo perinatal, entre los mayores de 60 años la enfermedad cardiovascular es la principal causa. En la infancia son los tumores y las malformaciones, en la adolescencia y la juventud adquieren importancia los accidentes y en la edad adulta, los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio.