Alertan de la alta prevalencia de refugiados con deficiencia de vitamina B12

Actualizado 06/03/2013 13:37:36 CET
S.ALONSO

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Adelaida (Australia) han alertado de la alta prevalencia de refugiados con deficiencia de vitamina B12, por lo que recomiendan la detección de los casos existentes, tal y como publica la edición 'on line' de la revista 'Plos One'.

El motivo de elevar este anuncio es el de que los bajos niveles de esta vitamina representa "un signo de malnutrición grave que puede derivar en un daño permanente al sistema nervioso", indican. Además, en las mujeres en edad de procrear, la deficiencia de vitamina B12 "puede conducir a defectos en el desarrollo de sus hijos", señalan.

Por ello, y porque si esta deficiencia no se trata "puede resultar fatal", los investigadores consideran que es "necesaria" la detección de las personas que se encuentren en estas circunstancias. A esta conclusión han llegado tras estudiar a más de 900 refugiados recién llegados a Australia, de los que un 16,5 por ciento presentaron deficiencia de esta vitamina.

LOS IRANÍES, BUTANESES Y AFGANOS, LOS CIUDADANOS CON PEORES ÍNDICES

Este problema es aún más acusado si se estratifica a los refugiados llegados al país 'aussie' por nacionalidades. Así, tienen deficiencia de vitamina B12 "un tercio de los ciudadanos llegados de Irán y Bután, y una cuarta parte de los provenientes de Afganistán", explican.

A juicio de la directora de la Unidad de Salud de la Diversidad Humana de la Universidad de Adelaida, la doctora Jill AM Benson, este es "un problema serio", ya que se trata de una población "altamente vulnerable". Para ella, "son personas que provienen de países que experimentan extremas cuestiones de seguridad alimentaria y, por lo tanto, sufren una amplia gama de problemas médicos".

Pero, pese a ello, la detección de vitamina B12 "no es actualmente parte de la revisión médica estándar para los refugiados que entran en Australia", lamenta la experta. A su parecer, esta coyuntura debe cambiar.

Por último, y en esta misma línea, demanda "formación especializada" para los médicos que atiendan a estos refugiados. "Debido a la amplia variedad de condiciones de salud que presentan los refugiados, éstos requieren un espectro mucho más amplio de investigación en salud", sostiene Benson.