ALCER denuncia la desinformación sobre la entrada en vigor de la prescripción por principio activo

Actualizado 04/11/2011 18:37:38 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades Renales (ALCER), Alejandro Toledo, ha afirmado que los pacientes renales están "preocupados" por la entrada en vigor del Decreto Ley de prescripción por principio activo, ya que "las Autoridades sanitarias no han informado al paciente, ni le ha concienciado con ninguna campaña al respecto" y, por tanto, "hay mucha desinformación".

Precisamente la entrada en vigor de esta nueva normativa va a ocupar una de las mesas de las XXIV Jornadas Nacionales de Enfermos Renales, que se celebra este fin de semana y que contará con el director de Comunicación de Farmaindustria, Julián Zabala, y director general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), Ángel Luis Rodríguez.

"Vamos a tratar de hacerle llegar la información sobre la prescripción por principio activo. El paciente está preocupado a este respecto, entre otras cosas porque temen que no prevalezca el derecho del paciente a poder elegir su medicamento, el que está tomando toda la vida", añade en declaraciones a Europa Press.

Así, en esta mesa se van a trasladar las "inquietudes" de los pacientes renales y trasplantados. "Es la mesa más novedosa porque va a suponer el antes y el después de la prescripción por principio activo", ya que "hay pacientes que se pueden confundir" bien por su edad, bien por desconocimiento cultural y equivocarse con la medicación.

Por otra parte, Toledo se ha mostrado preocupado por el futuro de los enfermos dentro de la Administración, ya que ante un cambio de Gobierno, y la actual crisis económica, "veremos qué va a ocurrir con nosotros y los recortes". No obstante, advierte que desde la organización trabajan por la sostenibilidad del sistema porque "un paciente concienciado puede contribuir mucho a la sostenibilidad del sistema".

Durante el encuentro, que dura dos días, se van a desarrollar diferentes mesas informativas y talleres, y a tratar temas entre los que se encuentra el establecimiento de hábitos saludables en el paciente renal; la situación actual del paciente renal; el papel de la enfermería; o la situación laboral de estos pacientes.

Toledo aboga por que el paciente se integre en la vida social y laboral, para ello ALCER tiene programas de empleo de los que alguna manera incentivan estas acciones. "La vida activa del paciente a determinadas edades es importante, es fundamental entre los 18 y 45 años donde se mantiene la productividad de la persona, por motivos sociales y psicológicos el paciente tiene que participar en la vida laboral", explica.

"Lamentablemente la situación del país laboralmente es muy conflictiva en personas sanas; cuando una persona tiene una enfermedad que le limita tiene unas trabas añadidas que tiene superar", añade.

Por otra parte, el presidente de ALCER ha destacado la situación de los niños con enfermedades renales, unos pacientes sobre los que se debatirán extensamente en estas jornadas. "Hay que educarles para que sepan vivir con la enfermedad, tengan mayor adherencia a los tratamientos y un mejor autocuidado; y sepan y aprendan a vivir con la enfermedad que va a acompañarles el resto de sus vidas", ha añadido.

TEMEN QUE DISMINUYAN EL CUMPLIMIENTO TERAPÉUTICO

Desde ALCER señalan que entre los pacientes renales y trasplantados hay quienes piensan que los medicamentos genéricos son como una marca blanca de los fármacos y, por tanto, más baratos pero de peor calidad, "idea extraída evidentemente de la comparación con los alimentos de venta en grandes supermercados". En este sentido, explican que "prescribir por principio activo no es sinónimo de tener que comprar un genérico, a pesar de lo que la mayoría de la gente se piensa".

"Ante una receta en la que le han prescrito un principio activo, el farmacéutico debe informar sobre si existe un medicamento de marca al mismo precio. Este gesto representa uno de los grandes avances del Decreto Ley que entrar en vigor, al permitir al paciente algo hasta ahora no permitido: el derecho a elegir su tratamiento", explican.

"La nueva medida si bien abre la puerta de la libertad de elección de tratamiento, a cambio puede conllevar ciertas perversiones del sistema. Una de ellas serían los errores en la cadena de prescripción, como ocurriría si el nefrólogo prescribe un medicamento de marca no sustituible, pero luego el médico de primaria prescribe al mismo paciente un medicamento por principio activo. Se crearía entonces un conflicto que puede poner en grave riesgo la salud del enfermo", explican.

Por otra parte, señalan que las diferentes presentaciones en la caja, diferentes formas de las pastillas, colores, etc. pueden hacer que disminuya el cumplimiento terapéutico, sobre todo en personas mayores que además sean pacientes crónicos, porque "para ellos llevar mucho tiempo acostumbrados al mismo envase, colores y formas de pastillas, les ayuda a identificar su medicamentos y cuando tienen que tomarlos".