Actualizado 03/03/2011 16:04 CET

Un 10% de los adolescentes españoles sufre alguna enfermedad crónica

Campus universitario
EP

ESPLUGUES DE LLOBREGAT (BARCELONA), 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada diez adolescentes españoles sufre algún tipo de enfermedad crónica y se prevé que esta cifra vaya en aumento, según datos del informe 'El adolescente y su entorno en el siglo XXI', realizado por del Observatorio de Salud de la Infancia y la Adolescencia del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona

Según este estudio, avances médicos como el uso de células madre o el trasplante de órganos, así como la reducción de la mortalidad en bebés prematuros, han incrementado el porcentaje de adolescentes con enfermedades crónicas, conformando un colectivo que acostumbra a ser más vulnerable y con dificultades para autogestionar su enfermedad.

El jefe de Psiquiatría del Hospital de Sant Joan de Déu, Santiago García-Torel, ha explicado este jueves que "hay muchos jóvenes con cardiopatías congénitas, fibrosis quística, supervivientes de cáncer, enfermedades inflamatorias o niños prematuros que sobreviven pero con algún tipo de secuela".

Según los especialistas, el control y tratamiento que exige una enfermedad crónica resulta especialmente difícil de seguir para los adolescentes, ya que están experimentando una transformación biológica y social en la transición a la edad adulta.

"El cerebro del adolescente no funciona como el de un adulto hasta los 25 años, y esto es muy importante para ser capaz de controlar la enfermedad", ha afirmado García-Torel.

Por ello, el papel de la familia y de los médicos es "muy importante" para ayudar al adolescente a ser capaz de autogestionar su enfermedad "al mismo tiempo de que puedan acceder a su vida adulta como personas autónomas", según el jefe de psiquiatría del Hospital de Sant Joan de Déu.