Nueva investigación

El Tai Chi puede mejorar la salud cardiovascular

Tai chi
GETTY//XIXINXING
Actualizado 10/03/2016 10:24:40 CET

   MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente, dejando atrás el estrés diario, es posible gracias a las práctica de las artes marciales como el Tai Chi, el Yoga, el Pilates e incluso el Taekwondo.

   Además, cada vez existen más evidencias de que realizar algún arte marcial chino puede mejorar la salud y el bienestar de las personas que viven con enfermedad del corazón, presión arterial alta o derrame cerebral.

   Esta ha sido la principal conclusión de nueva investigación, publicada en 'Journal of the American Heart Association', que ha analizado los beneficios para la salud - más allá de sus utilidad para conseguir una estabilidad emocional- de artes marciales como el Tai Chi, Chi Kung y Ba Duan Jin.

   "Los ejercicios chinos tradicionales son de bajo riesgo, una prometedora intervención que puede ser de utilidad en la mejora de la calidad de vida en pacientes con enfermedades cardiovasculares, la principal causa de discapacidad y muerte en el mundo", afirma Yu Liu, coautor del estudio y decano de la Escuela de Kinesiología de la Universidad del Deporte de Shanghai, en China.

   El principal investigador del trabajo, Chen Pei-Jie, presidente de la Universidad de Shanghai del Deporte y su equipo revisaron 35 estudios con 2.249 participantes de diez países. Así, encontraron que entre los participantes con enfermedad cardiovascular, los ejercicios chinos ayudaron a reducir la presión arterial sistólica (el número superior) en más de 9,12 mm Hg y la presión arterial diastólica (el número inferior) por más de 5 mm Hg en promedio.

   También vieron pequeñas caídas, pero estadísticamente significativas, en los niveles de colesterol malo (lipoproteína de baja densidad) y los triglicéridos. Los ejercicios chinos también parecían mejorar la calidad de vida y reducir la depresión en pacientes con enfermedad cardiovascular, pero los ejercicios tradicionales chinos no mejoraron significativamente la frecuencia cardiaca, el nivel de condición física aeróbica de los participantes o las puntuaciones en un cuestionario de salud general.

   La revisión sólo analizó investigaciones que asignaron al azar a los participantes a grupos que realizan ejercicios tradicionales chinos, con la participación en otro tipo de ejercicio o que no hicieron ningún cambio en el nivel de actividad.

HAY LIMITACIONES

   Los científicos señalan que aunque su revisión proporciona una buena visión general del impacto de los ejercicios tradicionales chinos en los factores de riesgo cardiovascular, hay varias limitaciones: los criterios de inclusión variaron entre los estudios; los participantes fueron seguidos durante un año o menos; los ejercicios tradicionales chinos son de formas muy diferentes y la mayoría de los resultados fueron evaluados por los responsables del estudio, que sabían al grupo al que pertenecían los participantes, lo que podría sesgar los resultados.

   Liu y su equipo han estado estudiando los beneficios de los ejercicios tradicionales chinos en una serie de enfermedades durante más de cinco años. Estos expertos planean llevar a cabo nuevos ensayos controlados aleatorios para confirmar el efecto de diferentes tipos de ejercicios tradicionales chinos sobre las enfermedades crónicas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter