Incrementa en todos los países ricos

La supervivencia más larga, posible razón del aumento de la diabetes tipo 2

Prueba de la glucosa, diabetes, glucómetro
OMS
Publicado 29/07/2016 8:44:45CET

   MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La incidencia global de la diabetes tipo 2 se ha estabilizado en los últimos años, según un nuevo estudio publicado en 'Diabetologia', la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, mientras que la mortalidad ha disminuido, lo que sugiere que el aumento de la prevalencia de la enfermedad en la población puede atribuirse no a los números crecientes sino a una mayor supervivencia de los pacientes con diabetes. Sin embargo los resultados no eran iguales en toda la población: se observaron diferencias significativas en cuanto a género, edad y nivel socioeconómico.

   La prevalencia de la diabetes tipo 2 está aumentando en todos los países de altos ingresos, con implicaciones significativas para la salud y económicas. La Federación Internacional de Diabetes estima que se gastaron 156.000 millones de dólares en atención a la diabetes en 2015 y que es probable que aumente a 174.000 millones de dólares en 2040.

   En Escocia, la prevalencia de todos los tipos de diabetes se ha incrementado desde el 3,2 por ciento en 2004 al 5,1 por ciento en 2013. La distribución de las características demográficas de todo el país es estable, por lo que las tendencias en la prevalencia se ven influidas por el equilibrio entre los cambios en la incidencia y la mortalidad. Los autores sugieren que es necesario entender estas tendencias para planear nuevos enfoques en la prevención y el tratamiento, de forma que las intervenciones puedan dirigirse a aquellos sectores de la población que se encuentran en mayor riesgo.

   El estudio se centró en las tendencias entre 2004 y 2013 en Escocia y lo realizó la doctora Stephanie Lee, de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, con colegas de varias universidades escocesas y organizaciones del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), en nombre de la Red de Investigación de Diabetes Escocesa.

   Los datos sobre el diagnóstico de la diabetes, las estimaciones de población y el número de muertes cada año agrupados se obtuvieron de la Base de Datos de Diabetes de Información de Cuidados Escocesa y el Registro Nacional Escocés.

   El estudio encontró que las tasas de incidencia durante todo el periodo de estudio se redujeron para los hombres y mujeres mayores, aumentaron ligeramente para las mujeres más jóvenes e incrementó en los hombres más jóvenes, aunque la tasa de incidencia de los hombres más jóvenes se redujo después de 2009.

MAYOR INCIDENCIA EN LOS HOMBRES

   Aunque la incidencia disminuyó en todos los grupos socioeconómicos, el descenso fue más lento en los grupos más desfavorecidos y desde 2010 la incidencia en los grupos más desfavorecidos pareció subir, lo que los autores sugieren que puede provocar el aumento de la desigualdad en la incidencia de la diabetes. La incidencia en los hombres fue mayor que para las mujeres de todas las edades.

   Los autores sugieren que las tasas de incidencia pueden haberse estabilizado en parte debido a la reducción de un grupo de casos no diagnosticados. Esto se produce tras marcados aumentos en la incidencia durante los años 1990 y 2000 por cambios en los criterios diagnósticos realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1998 y una intensificación de las actividades de diagnóstico en estas décadas.

   También señalan que la estabilización de la incidencia de la obesidad en adultos, un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, ha ayudado a paralizar las tasas de incidencia de la diabetes. Otros estudios europeos también han observado una estabilización y/o disminución de la incidencia de la diabetes tipo 2.

   Las tasas de mortalidad estandarizadas totales disminuyeron en un 11,5 por ciento para los hombres y 15,7 por ciento para las mujeres durante el periodo de estudio, con descensos similares a través de todas las edades y grupos. Las tasas de mortalidad fueron mayores en los grupos más desfavorecidos en comparación con los grupos menos desfavorecidos.

   El hallazgo de que las tasas de mortalidad para las personas con diabetes tipo 2 se había reducido se ha reflejado en estudios anteriores, incluyendo en Dinamarca, Australia y Estados Unidos. No obstante, los autores señalan que el descenso de la mortalidad podría no deberse a un diagnóstico precoz o la mejora de la atención de la diabetes.

   Mientras que en 2014 la Encuesta Escocesa Diabetes mostró que durante el tiempo de estudio se había producido un aumento en el número de personas que muestran un buen control de la diabetes, las tasas de mortalidad de las personas con diabetes tipo 2 se mantuvieron en un 40 y un 80 por ciento más elevadas para los hombres y las mujeres, respectivamente, que en aquellas sin diabetes.

   Los autores recomiendan más investigación para identificar las contribuciones relativas de una mejor atención y mejores tasas de supervivencia para las personas con diabetes tipo 2. "A pesar de la mejora de las tasas de mortalidad, la diabetes tipo 2 confiere un exceso de riesgo de muerte en comparación con la población no diabética. Todavía hay margen para hacer frente al aumento de la mortalidad asociada a la diabetes", concluyen los autores.

   Y añaden: "Desigualdades importantes por edad, sexo y nivel socioeconómico en la incidencia y la mortalidad de la diabetes tipo 2 indican que enfoques eficaces para el tratamiento y el control tendrán que hacer frente a las desigualdades existentes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter