¿Se pueden hacer transfusiones con sangre animal? Los grupos sanguíneos y sus peculiaridades

Transfusión, sangre, grupo sanguíneo, RH
NITO100/GETTY
Publicado 01/04/2017 7:24:52CET

   MADRID, 1 Abr. (EDIZIONES) -

   La primera transfusión de sangre a un ser humano tuvo lugar en 1667 por el matemático francés Jean Baptiste Dénis, quien transfundió sangre de oveja a un joven hombre. Aunque tuvo éxito, y otras pruebas posteriores también, sí se produjeron muchas muertes por lo que poco más tarde llegaron a prohibirse.

   "Por puro azar no se murió el paciente, pero los siguientes sí fallecieron. Así que se generó una batalla legal y se prohibieron estas prácticas. Ahora se sabe que los animales tienen sus propios marcadores y anticuerpos", explica a Infosalus la doctora Carmen García Insausti, secretaria general de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

   La especialista señala que si se mezcla sangre animal con la humana se puede producir una reacción hemolítica que puede dar lugar a la muerte. No obstante, sostiene que entre animales sí que pueden realizarse transfusiones, y aunque, además algunas clínicas veterinarias tienen bancos de sangre, generalmente se realizan las donaciones en el momento de necesidad. De hecho, puede haber animales donantes, igual que sucede con los seres humanos.

   "Las primeras transfusiones entre humanos tuvieron lugar en 1818, y se le atribuyen a un obstetra inglés quien transfundió sangre a una parturienta tras dar a luz. Todo fue bien, pero se hizo antes del descubrimiento de los grupos sanguíneos en 1901 por Karl Landsteiner, un hallazgo que le llevó a recibir el premio Nobel de Medicina", añade. En concreto, este médico austriaco se dedicó a mezclar sangre de diferentes personas, encontrando que algunas mezclas eran compatibles, mientras que otras no lo eran.

   Según recuerda García Insausti, este investigador verificó que en la superficie de los hematíes existían dos tipos de proteínas marcadoras o 'antígenos', que denominó 'A' y 'B'. Además, vio que el plasma contenía también dos tipos de anticuerpos que reaccionan con las proteínas de los glóbulos rojos, y que llamó anticuerpos 'Anti-A y 'Anti-B'. Esto fue la base para el descubrimiento del sistema 'ABO', que es hereditario de padres a hijos. En concreto, Landsteiner estableció cuatro tipos de grupos sanguíneos:

   -GRUPO A: Aquel grupo de sangre cuyos glóbulos rojos tienen el antígeno 'A' y en las que su plasma encontramos el anticuerpo 'Anti-B'.

-GRUPO B: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno 'B' y su plasma los anticuerpos 'Anti-A'.

   -GRUPO AB: Los glóbulos rojos de este grupo tienen los dos tipos de antígenos, 'A' y 'B', y por eso se le conoce como el 'receptor universal', puede recibir sangre de ambos grupos. En este caso, el plasma no tiene ningún anticuerpo. Es el menos frecuente de los grupos sanguíneos.

   -GRUPO 0: En este grupo los glóbulos rojos no tienen antígenos, pero el plasma tiene anticuerpos 'Anti-A' y 'Anti-B'. Por esta razón, se le conoce como el 'donante universal, puede donar a todo el mundo, pero sólo recibir sangre de su mismo grupo sanguíneo.

   Landsteiner continuó y en 1940 descubrió el 'factor Rhesus' durante sus experimentos con macacos 'Rhesus', un sistema que comprende varios antígenos, el más importante de los cuales es el 'factor D'. Éste se halla en la sangre del 85% de las personas, que se denominan 'Rh positivas', mientras que el 15% restante que carece de este factor son 'Rh negativas'. Por tanto, las personas se clasifican, por ejemplo, como '0 positivas' o 'AB negativas', basándose en los grupos 'AB0' y en el 'Rh'. De esta manera, cuando se va a realizar una transfusión hay que atender a la compatibilidad de los dos factores.

¿Las personas de todos los grupos pueden donar?

   "Todos pueden donar, el problema es que con la trasfusión no se puede pasar sangre del 'grupo A' a un individuo del 'grupo B'. Es algo extraño para el sistema inmunológico y no lo acepta el cuerpo. Para transfundir puede donar todo el mundo y es conveniente que todos donen", precisa la experta.

   Entre otras peculiaridades, la doctora García Insausti destaca que las personas del 'grupo AB' deben donar más porque este grupo sanguíneo es el menos frecuente. También resalta que las personas del grupo sanguíneo '0' se les conoce como 'donantes universales', pueden donar a todo el mundo, y sin embargo sólo pueden recibir sangre de su mismo grupo.

   La experta de la SEHH recuerda que en la población española el grupo 'A' alcanza el 36% de personas; mientras que el grupo '0' tiene una frecuencia del 34%; seguido por el grupo 'B', que alcanza el 8% de la población; y finalmente el 'AB', "que es el más raro", lo tiene alrededor de un 2,5% de personas. "El 'A' es el más frecuente en blancos, el 'B' en asiáticos y negros. En cierta forma la distribución sirve para estudios de migraciones de población. Por ejemplo, los mestizos o indios pertenecen más al grupo '0' que otras etnias", recalca.

¿Se puede cambiar de grupo sanguíneo?

   Sí, esto ocurre en el caso de trasplante de médula ósea porque se injerta en el receptor el grupo sanguíneo del donante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter