Contador

Detectan convulsiones silenciosas en el hipocampo de dos pacientes con Alzheimer

Cerebro
PIXABAY
Publicado 04/05/2017 7:07:40CET

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, han identificado actividad silenciosa similar a una convulsión en el hipocampo, una estructura cerebral afectada significativamente en la enfermedad de Alzheimer, en dos pacientes con este tipo de demencia y sin antecedentes de convulsiones.

Estas alteraciones en la actividad eléctrica del cerebro no se pudieron detectar con lecturas estándar de electroencefalografía (EEG) tomadas en el cuero cabelludo y se produjeron principalmente durante el sueño, un momento en que se consolidan los recuerdos del día anterior, según informan en un artículo publicado en la edición digital de 'Nature Medicine'.

   "Aunque no es sorprendente encontrar disfunción en las redes cerebrales en la enfermedad de Alzheimer, nuestro nuevo hallazgo de que las redes involucradas en la función de la memoria pueden convertirse en silenciosamente epilépticas podría llevar a oportunidades de dirigirse a esa disfunción con medicamentos nuevos o existentes para reducir los síntomas o potencialmente alterar el curso de la enfermedad", plantea el autor principal del documento, Andrew Cole, director del Servicio de Epilepsia de MGH. "Ahora tenemos que estudiar a más individuos para validar este hallazgo y entender lo frecuente que es en los pacientes de Alzheimer, si se produce en otros trastornos neurodegenerativos y cómo responde al tratamiento", añade.

   Los investigadores describen a dos pacientes --mujeres de 60 años de edad-- que habían desarrollado síntomas que sugerían que estaban aquejadas por la enfermedad de Alzheimer, como confusión y realizar repetidamente las mismas preguntas. Los estudios de imagen cerebral y el análisis del líquido cefalorraquídeo de ambas pacientes fueron consistentes con la enfermedad de Alzheimer. Es común que los pacientes con Alzheimer experimenten fluctuaciones en sus síntomas, pero en ambas pacientes, esas fluctuaciones eran más exageradas de lo que se suele ver.

   Aunque grabaciones de EEG del cuero cabelludo no revelaron actividad similar a las convulsiones, los científicos sospecharon que pudo haber ataques no detectados dentro del hipocampo, una estructura clave afectada por la enfermedad de Alzheimer que es crítica para la consolidación de la memoria y es una fuente común de convulsiones en personas con epilepsia.

   Por ello, estos expertos decidieron intentar una manera más directa de supervisar la actividad eléctrica en el hipocampo y estructuras relacionadas. Se colocaron electrodos adyacentes a las estructuras en ambos lados del cerebro a través del foramen oval (FO), las aberturas naturales en la base del cráneo y se monitorizó la actividad cerebral de cada paciente simultáneamente con los electrodos implantados y con el EEG del cuero cabelludo durante más de entre 24 y 72 horas.

EL TRATAMIENTO ANTICONVULSIVO PODRÍA SER EFECTIVO

   En una paciente, los electrodos en el FO revelaron ráfagas frecuentes de actividad eléctrica llamados picos, a menudo asociados con convulsiones, la mayoría no detectables por el EEG del cuero cabelludo. Durante un periodo de 12 horas experimentó tres convulsiones, todas produciéndose durante el sueño, pero sin generar ningún síntoma visible.

   El tratamiento con un medicamento anticonvulsivo eliminó la actividad similar a la de las convulsiones y al año siguiente, experimentó sólo un episodio de confusión, que ocurrió después de que no tomó varias dosis de su medicamento anticonvulsivo. Los electros den el FO de la otra paciente también revelaron picos frecuentes durante el sueño, pero el tratamiento anticonvulsivo se tuvo que interrumpir debido a los efectos adversos en su estado de ánimo.

   "Nuestros hallazgos confirmaron la presencia de una grave disfunción de las redes neuronales afectadas por la enfermedad de Alzheimer y confirmaron nuestra hipótesis de que los fenómenos epilépticos son un componente importante de esa alteración", dice Cole, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

   "Más grabaciones con electrodos en FO de pacientes con enfermedad de Alzheimer nos ayudarán a desarrollar mejores herramientas basadas en el análisis computarizado de señales de EEG y, posiblemente, hagan falta estudios funcionales de neuro-imagen para determinar cómo de comunes son estas convulsiones silenciosas en la enfermedad de Alzheimer sin la necesidad de poner los electrodos mínimamente invasivos que utilizamos en estos pacientes", añade.

   Un estudio reciente dirigido por Alice Lam, también del Servicio de Epilepsia de MGH y autora principal del trabajo actual, demostró una novedosa herramienta para detectar ataques en el hipocampo no detectables por EEG en el cuero cabelludo en pacientes con epilepsia. Col y su equipo están trabajando para perfeccionar esta herramienta y aplicarla a la enfermedad de Alzheimer.

   Puesto que también hay evidencia de que niveles más altos de actividad neuronal pueden elevar la producción y deposición de proteínas asociadas al trastorno de Alzheimer, como tau y amiloide-beta, entender si la actividad similar a un ataque acelera la progresión de la enfermedad de Alzheimer será una alta prioridad para su equipo.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter