MENOS CONSUMO DE DROGAS

Cenar en familia es bueno para la salud mental del adolescente

Familia cenando con velas
Foto: FLICKR/ROBOTPOLISHER
Actualizado 02/09/2014 18:20:51 CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El acoso cibernético se asocia con problemas de salud mental y el uso de sustancias en los adolescentes, pero las cenas familiares pueden ayudar a proteger a los adolescentes de las consecuencias del acoso cibernético y también ser beneficiosas para su salud mental, según concluye una investigación de la Universidad McGill en Montreal (Canadá).

   Aproximadamente uno de cada cinco adolescentes ha experimentado recientemente acoso digital o cibernético, que, como el acoso tradicional, puede elevar el riesgo de problemas de salud mental en los adolescentes, así como el uso indebido de drogas y alcohol. Es importante entender si el 'cyberbullying' contribuye de forma única a los problemas de salud mental y el consumo de sustancias independientes de su solapamiento con el tradicional 'bullying' cara a cara.

   Los autores de este estudio examinaron la asociación entre el acoso cibernético y los problemas de salud mental y el consumo de drogas, así como cualquier moderación de los efectos por el contacto con la familia y la comunicación a través de las cenas familiares. El análisis incluyó datos de encuestas realizadas a 18.834 estudiantes con edades de 12 a 18 años de 49 escuelas en un estado del medio oeste.

   Los investigadores midieron cinco problemas interiores: ansiedad, depresión, autolesiones, ideación suicida e intento de suicidio; dos problemas externos: peleas y vandalismo, y cuatro problemas de consumo de sustancias: consumo frecuente de alcohol, consumo excesivo de alcohol de manera frecuente, uso indebido de medicamentos recetados y consumo indebido de drogas de venta libre.

   Casi el 19 por ciento de los estudiantes dijo haber experimentado acoso cibernético durante los 12 meses anteriores y el 'cyberbullying' se relacionó con los 11 problemas interiores, de externalización y de consumo de sustancias. Las cenas familiares parecían moderar la relación entre el acoso cibernético y los problemas de salud mental y el uso de sustancias.

   Por ejemplo, con cuatro o más cenas familiares por semana hubo una diferencia de cuatro veces en las tasas de problemas totales entre ninguna victimización de acoso cibernético y la victimización frecuente. Cuando no se cenó en familia, la diferencia fue de más de siete veces.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter