Día Mundial de la Visión

Alrededor de un millón de personas en España sufre baja visión, un trastorno de gran impacto y poca comprensión

Ojo, retina
PIXABAY
Publicado 13/10/2016 13:42:20CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

En España hasta un millón de personas sufre baja visión, una reducción importante de su visión que les impide realizar su vida diaria de manera normal, y que se encuentran en una situación de incomprensión dado que no se entiende que haya personas que no son ciegas pero tampoco ven bien y no pueden mejorar su visión con gafas ni cirugías.

Se considera que una persona tiene baja visión cuando tiene una limitación visual que le dificulta o impide la realización de una o varias tareas de la vida cotidiana. Según la OMS una persona tiene baja visión cuando su agudeza visual en el mejor ojo es de 0,3, una enfermedad que puede estar originada por diferentes patologías, normalmente relacionadas con la edad, como la degeneración macular asociada a la edad, el glaucoma o el edema macular diabético.

El 66 por ciento de pacientes ve afectada su actividad laboral, el 42 por ciento sus relaciones sociales y el 85 por ciento declara que la enfermedad ocular le afecta emocionalmente, por ello, Acción Visión España hace un llamamiento a la Administración Pública y a la sociedad para sensibilizar sobre esta situación. "Queremos promover que todas las entidades y asociaciones de pacientes relacionados con la visión se adhieran a este proyecto con el fin de tener más fuerza", señala el presidente de Acción Visión España, José María Casado.

Más del 80 por ciento de las patologías que conducen a la baja visión son degenerativas y llevan un proceso en el tiempo, por ello desde Acción Visión España piden incidir en campañas de información con la distribución de consejos sencillos y aplicados a situaciones diarias para que los procesos degenerativos fueran más lentos.

"Resulta imprescindible que tanto Administración, como profesionales y el conjunto de la sociedad, no hagan invisible a una parte de la población que ni es ciega ni ve bien y tienen sus derechos a participar de la dinámica social como el resto de personas" dice Carrión, quién reclama también que en España no haya un cuerpo de leyes y normas comunes para definir la situación de las personas con baja visión en todos sus aspectos, ya que la atención a estas personas presenta grandes déficits como un incorrecto diagnóstico oftalmológico en un porcentaje cercano al 70 por ciento o la falta de programas de rehabilitación visual.

Desde Acción Visión España se solicitan medidas para mejorar la calidad de vida de las personas mayores con baja visión, los principales afectados: una normativa suficiente para que haya programas de salud visual en los que se visite regularmente a las personas mayores de 50 años, así como otras propuestas como la aportación de los recursos a través de las carteras de servicios sociales y sanitarios para la adquisición de tecnología y materiales de apoyo recomendados.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter