P.Vasco

Instituto de la Mujer critica el "escaso conocimiento" del personal sanitario sobre protocolos en el maltrato

Actualizado 16/12/2009 15:02:46 CET

Propone que se incluya en la Historia Clínica "la existencia o sospecha" de una situación de maltrato

VITORIA 16 (EUROPA PRESS)

La directora del Instituto vasco de la Mujer- Emakunde, María Silvestre, lamentó hoy el "escaso conocimiento" por parte del personal de Osakidetza de los protocolos sanitarios ante el maltrato en el ámbito doméstico y propuso que se incluya en la Historia Clínica de las pacientes "la existencia o sospecha" de que esta padeciendo una situación de maltrato.

Silvestre compareció ante la Comisión de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad, donde presentó dos informes que evalúan los recursos sanitarios y psicológicos existentes en la Comunidad autónoma del País vasco ante el maltrato doméstico contra la mujeres.

La directora de Emakunde explicó que en el sistema sanitario "aún no se ha extendido la conceptualización de la violencia contra la mujer, como un factor de riesgo para la salud o un problema de salud pública". Por ello, subrayó la necesidad de considerar la problemática de la violencia contra las mujeres en el ámbito doméstico como "un problema de salud pública".

A su juicio, ello implicaría "trabajar en prevenir los problemas de salud derivados de esta problemática y ampliar y mejorar la atención y seguridad de la población susceptible de sufrir este tipo de problemática".

Asimismo, detalló que en la actualidad se ha detectado que la actuación sanitaria generalizada es "únicamente reactiva y orientada a la atención tras la detección de una situación de violencia contra la mujer", porque "una vez que la paciente reconoce ser víctima de este tipo de violencia se atiende únicamente a los síntomas físicos o psicológicos y no a la problemática que los ha originado".

Según Silvestre, "no se está interviniendo de manera proactiva, orientando las actuaciones e intervenciones a la detección precoz", y señaló que se calcula que sólo el 5 por ciento de las mujeres víctimas de la violencia denuncia a su agresor ante la policía o el juzgado.

Además, afirmó que se considera que el Sistema Sanitario "aún no se encuentra preparado para dar respuesta a las necesidades que, previsiblemente, surgirán cuando se avance en la detección de las situaciones de violencia de género, hasta ahora ocultas".

Por ello, consideró necesario incluir la atención específica a mujeres víctimas de violencia de género tanto en los objetivos asistenciales de Osakidetza como en las carteras de Servicios de Atención Primaria, Atención Hospitalaria y Salud Mental. "Es necesario que el Departamento de Salud refuerce el impulso de políticas de formación continuada para la mejora de los procesos de actuación e intervención", defendió.

"ESCASO CONOCIMIENTO"

Respecto al tipo de atención facilitada por el personal sanitario, afirmó que actualmente "no hay una tendencia generalizada a facilitar este tipo de información aunque se prevé que se tenderá a hacerlo". En este sentido, lamentó el "escaso conocimiento" por parte del personal sanitario de los protocolos ante el maltrato en el ámbito doméstico sanitarios, que tiene como objetivo asegurar una atención sanitaria integral a las mujeres agredidas que acuden a un centro sanitario.

Silvestre consideró importante que los sanitarios aprendan a identificar las diferentes situaciones ya que "su aplicación varía en función del momento en el que se encuentra la mujer". Sin embargo , explicó que en la actualidad, el protocolo de actuación "no relaciona las actuaciones sanitarias con los diferentes ciclos en los que se puede encontrar la víctima, ni se dispone de una guía de actuación que detalle qué pasos a seguir durante la intervención sanitaria".

Por ello, apostó por la elaboración de guías específicas para la Atención Primaria, Servicio de Urgencias, Atención Especializada y Salud Mental.

HISTORIA CLINICA

Por otro lado, propuso que se incluya en la Historia Clínica de las pacientes "la existencia o sospecha de que esta padeciendo una situación de maltrato puesto que es una herramienta útil para facilitar la coordinación con otros y otras profesiones sanitarias , y para realizar el seguimiento del proceso médico".

Además, explicó que el Instituto vasco de Medicina Legal ha solicitado tener acceso a la Historia Clínica, en aquellas ocasiones en las que la mujer aluda a agresiones anteriores en las que fue necesaria una intervención sanitaria pero que no derivaron en denuncia, "para recabar información para la elaboración de los informes periciales forenses".

"De ahí la importancia de que la información recogida en las Historial Clínicas sea lo más precisa y detallada posible, dado que puede ayudar a demostrar durante un proceso judicial, la habitualidad del maltrato padecido por parte de la mujer", señaló.

En relación a los recursos disponibles dirigidos a la mediación intercultural para atender a la población inmigrante y los recursos de interpretación de lengua de signos, señaló que se encuentra "desigualmente implementado" el servicio de traducción telemática vía telefónica puesto en marcha por Osakidetza en 2008 y propuso la "generalización" de este sistema de traducción a todos los centros hospitalarios y a los centros de atención primaria, "priorizando" aquellas zonas en las que se concentre mayor población inmigrante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter