Contador

Los pacientes con coagulopatías alcanzan la misma esperanza de vida que el resto de la población, según expertos

Publicado 23/02/2017 15:01:41CET

BAEZA (JAÉN), 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con coagulopatías alcanzan ya la misma esperanza de vida que el resto de la población. Así ha quedado de manifiesto en el II Curso de Formación en Coagulopatías que hasta este viernes, en colaboración con Novo Nordisk, se está desarrollando la sede de Baeza (Jaén) de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Los expertos que participan en el curso subrayan que en las últimas décadas importantes logros de la medicina han permitido grandes avances en el área de las coagulopatías en cuanto a su diagnóstico precoz, eficacia y seguridad de los tratamientos, así como en la prevención de las secuelas.

De hecho, "con un adecuado diagnóstico, un tratamiento específico y una óptima adherencia al mismo, este grupo de población no sólo ha visto incrementada su esperanza de vida, sino que la calidad de ésta ha mejorado notablemente", ha indicado la doctora Inmaculada Soto Ortega, hematóloga adjunta al servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), adscrita a la Unidad de Trombosis y Hemostasia.

La finalidad del encuentro, que reúne a hematólogos adjuntos y residentes de España y Portugal, es también la de ampliar el conocimiento en hemostasia de estos especialistas ya que como ha advertido la doctora Mª Teresa Álvarez Román, coordinadora del curso y jefa de sección de Hemostasia del Hospital Universitario La Paz, "existe una carencia formativa en este campo de ahí el interés suscitado y que haya una segunda edición".

Como ha explicado la doctora Soto, también coordinadora del curso, "si bien el hecho de tener una coagulopatía altera la calidad de vida del paciente en función de la gravedad de la misma, gracias a la profilaxis y a la existencia de tratamientos eficaces y seguros los pacientes tienen hoy en día una óptima integración escolar, social y laboral".

Las coagulopatías afectan a ambos sexos y a todas las edades, a excepción de la hemofilia que está ligada al cromosoma X, por lo que la transmiten las mujeres y la padecen casi exclusivamente los hombres.

En cuanto a su prevalencia, la coagulopatía congénita más frecuente en España es la enfermedad de von Willebrand, seguida de la hemofilia A (causada por el déficit del factor VIII de coagulación en la sangre) y B (causada por el déficit del factor IX). Son enfermedades que suponen un trastorno en la coagulación que provoca hemorragias y que además de ser congénitas, pueden ser adquiridas.

Cuanto más precoz sea el tratamiento mayores son las posibilidades de evitar secuelas en las articulaciones, como rodillas, codos y tobillos que suelen ser las más comúnmente afectadas. Por este motivo, "es fundamental el diagnóstico precoz para poner el tratamiento adecuado lo antes posible y evitar también hemorragias de riesgo vital", ha señalado la doctora Álvarez.

En el caso de la hemofilia, ha disminuido de forma considerable el número de pacientes con antecedentes familiares, "debido a que existen técnicas diagnósticas más precisas tanto en el estudio genético como en el diagnóstico preimplantacional para realizar consultas de consejo genético".

Las coagulopatías, que antaño eran enfermedades graves o necesariamente mortales han conseguido ser eficazmente tratadas y controladas porque "se ha avanzado mucho en investigación, sobre todo en lo que se refiere a ingeniería genética molecular y terapia génica", ha concluido Álvarez.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter