Contador

6 DE JUNIO, DÍA MUNDIAL DEL PACIENTE TRASPLANTADO

La fisioterapia favorece la recuperación física y emocional de los pacientes sometidos a un trasplante de órganos

Fisioterapeuta. Estiramientos. Calentamiento. Rehabilitación
ILUNION FISIOTERAPIA Y SALUD
Publicado 06/06/2017 12:51:46CET

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La supervivencia de una persona que se somete a un trasplante de órganos está en torno al 80 por ciento durante el primer año, y tras la cirugía la fisioterapia es clave para garantizar la recuperación física y emocional de estos pacientes.

El equipo de fisioterapia debe trabajar en todo momento durante el trasplante para evitar complicaciones en la mecánica respiratoria, así como para agilizar la retirada de la Ventilación Mecánica Invasiva (VMI), según recuerda el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid con motivo del Día Mundial del Paciente trasplantado que se celebra este miércoles, 6 de junio.

En el caso de pacientes trasplantados de pulmón y corazón, la intervención de estos profesionales resulta esencial para la eliminación de secreciones y para el aprendizaje de una dinámica respiratoria correcta.

"las técnicas de rehabilitación respiratoria y cardiaca, con ejercicio controlado progresivo, son de máxima importancia pues hay que enseñar al paciente, literalmente, a respirar de nuevo", recuerda José Santos, secretario general de esta institución colegial.

Además, en estos trasplantes la reeducación funcional a través del trabajo postural, de reequilibrio del tono muscular, del control de las compensaciones musculoesqueléticas y del dolor, cobran especial relevancia.

En los trasplantes de hígado y riñón también es necesario el tratamiento con fisioterapia durante la recuperación para poder ayudar al paciente a pasar de una vida y actividad limitadas, a una vida normal, además para prevenir la fatiga muscular o el dolor musculoesquelético.

Para favorecer esta atención, los fisioterapeutas piden que su atención pueda ser prescrita por cualquiera de los especialistas médicos que participan en el proceso, como neumólogos o intensivistas, para poder ofrecer al paciente una atención temprana y una recuperación completa.

PUEDEN HACER DEPORTE, EVITANDO EL CONTACTO

Asimismo, estos expertos recuerdan que el deporte, junto con una alimentación plena y equilibrada, puede reportar múltiples beneficios al paciente trasplantado, a pesar de que los pacientes a los que se les ha realizado un trasplante deben evitar los deportes de contacto para evitar daños y golpes en el injerto.

El deporte adaptado a cada caso individual puede reportar múltiples beneficios al paciente, tanto a nivel físico como emocional. La práctica de deporte a un nivel adaptado al paciente mejora el funcionamiento del órgano dado el mayor aporte sanguíneo que conlleva.

Además, el deporte disminuye los efectos nocivos de los inmunodepresores, las alteraciones de glicemia, colesterol y triglicéridos que pueden ir acompañadas en algunos casos de problemas musculares u óseos.

A nivel emocional, los beneficios también son notables, pues la actividad deportiva libera endorfinas, que reducen la ansiedad, el estrés, la sensación de dolor, y ayudan a sentir tranquilidad y felicidad. Entre los deportes con más beneficios para los pacientes trasplantados los fisioterapeutas recomiendan golf, ciclismo, natación o caminar a paso ágil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter