Contador

‘La Medicina a inicios del siglo XXI’

Experto destaca la necesidad de introducir al médico de Atención Primaria en el hospital

Jornada LA MEDICINA A INICIOS DEL SIGLO XXI 92
HM HOSPITALES
Publicado 01/06/2017 15:17:03CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de HM Hospitales, Juan Abarca Cidón, ha destacado la necesidad, durante el encuentro 'La Medicina a inicios del siglo XXI', de introducir al médico de Atención Primaria en el hospital, y "reinventar" para que vuelva a su papel de "médico de confianza" para el paciente.

Tras este análisis el presidente de HM Hospitales ha destacado que este modelo de asistencia sanitaria forma parte del ADN de la compañía, al mismo tiempo que quiso enfatizar el ideal de humanidad que siempre ha protagonizado la Medicina. También, ha expresado su deseo de que los retos señalados anteriormente sirvan para evitar una pérdida en la relación entre médico y paciente.

"Estos desafíos deben implicar una reacción ante el enfriamiento de la relación entre el médico y el paciente. Ya que esta conlleva una frustración, porque el que se mete a médico tiene una vocación por sanar a los demás. Y por otra parte, provoca la desconfianza del paciente por el profesional y la pérdida de la referencia sanitaria que debe ser el médico", ha aseverado.

Por ello, ha abogado por identificar algunas de las causas que pueden hacer peligrar el acto médico, tal y como lo entendemos hoy en día. "El avance tecnológico se ha producido a una velocidad que no hemos sido capaces de digerir, al pasar de la medicina basada en los indicios, evidencias físicas y el diálogo con el paciente a una medicina centrada en el hecho científico", ha apostillado.

Además, enfatiza, la superespecialización, que se produce al pasar del concepto transversal de la atención integral a un 'boom' de las especialidades. La existencia de una mayor información al paciente, pero en vez de empoderarle, no se utiliza para una mejor gestión de los recursos sino que sirve para reclamar más derechos y prestaciones.

"Esto ha dado lugar a la objetivación de la medicina y de la conducta del profesional. El cuarto desafío es la cronificación de las enfermedades, que ha provocado muchísimas más pruebas cuya demanda el sistema no es capaz de absorber desde el punto de vista económico, de los recursos y humano", ha argumentado Abarca Cidón.

Dicho esto, ha hecho especial hincapié en señalar como reto para la medicina actual la aparición del paciente crónico, un fenómeno "novedoso" que, a su juicio, acarrea nuevas realidades a la atención sanitaria.

"Vivimos en una época de cambios disruptivos continuos, un cambio de época. La ciencia y los avances han hecho que la esperanza de vida media haya crecido de manera espectacular e inesperada, lo que ha dado lugar a una nueva especie que es el paciente crónico. Este cambio no solo afecta a la Medicina sino a todas las actividades del ser humano", ha destacado el presidente de HM Hospitales.

Otra de las realidades que sitúan a la Medicina ante la actual encrucijada reside en la vertiginosa irrupción de la tecnología. Así, ha recordado que en 10 años se ha pasado de hablar de la historia clínica electrónica y la receta digital a la digitalización y actualmente se está hablando de atender a un paciente a través de una pantalla.

"La bola de nieve se va a hacer mayor y o hacemos un ejercicio de reflexión y paramos en seco esta tendencia o nos vamos a encontrar desconfianza, incremento del coste sanitario, indolencia, mala praxis y la puerta abierta al intrusismo", ha sentenciado.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, ha abogado por implementar el concepto de humanización de la asistencia sanitaria en los centros, servicios y unidades del Servicio Madrileño de Salud, a través de la personalización de la atención.

Así, durante su intervención ha defendido la recuperación de valores como elemento clave para lograr la humanización en la asistencia sanitaria. De hecho, ha enumerado algunos de esos valores que deben estar detrás de este proceso como, por ejemplo, vocación, honestidad, humildad, amabilidad, cariño, empatía y ética.

"La medicina debería tender a ser personalizada, pero también individualizada, así como tecnificada pero con humanización. ¿Y cómo se consigue eso?, a través de*una comunicación eficaz, persuasiva, cercana, pero sobre todo, humana entre el médico y el paciente", ha destacado, para subrayar la importancia de que el profesional sanitario impregne de otro estilo su relación con el paciente.

MOVIMIENTO 'SLOW MEDICINE'

Del mismo modo, el director del Departamento de Pediatría de HM Hospitales, Alfonso Delgado, se ha referido al 'Slow Medicine', que consiste en "transmitir atención, tratamientos apropiados de buena calidad y una adecuada comunicación para reducir costos, promover la buena utilización de los recursos y favorecer la equidad del sistema.

Además, el especialista ha confrontado este movimiento con el 'Fast Medicine', modelo actual que responde a las dolencias con fármacos; se basa en la prevención con análisis y chequeos; que no ve al paciente desde su conjunto sino desde un apartado y que no le ayuda a decidir sobre su salud.

Ante esta situación, el experto puso sobre la mesa las cinco preguntas que todo médico debe hacerse antes de aplicar una prueba diagnóstica:*"¿Es realmente necesario?, ¿qué riesgos comporta?, ¿hay opciones más simples?, ¿qué pasa si no lo aplicamos? y ¿cuál es su coste?", ha cuestionado.

Finalmente, el director ejecutivo de la Fundación de Investigación HM Hospitales, Cristóbal Belda, ha enumerado los desafíos organizativos que la investigación biomédica tiene ante sí, como la inclusión de la medicina regenerativa dentro del sistema sanitario y su regulación, la integración del entorno matemático de alto rendimiento, el impacto del cambio climático y de las migraciones, el aumento de la esperanza de vida y la bajada de la natalidad o la incorporación de la edición genética. Todos estos grandes retos confluyen en uno solo como es la sostenibilidad de los sistemas sanitarios.

"El reto es eminentemente regulatorio. La gestión de instituciones sanitarias basadas en la evidencia es algo mandatorio. Hay que tener en cuenta que un gerente de un hospital de gran tamaño en España está gestionando 12.000 puestos de trabajo, una facturación de 500 millones de euros al año y 200.000 metros cuadrados. Si estuviera en una empresa petrolífera se le exigiría un MBA en una de las escuelas de negocio más importantes del mundo y aquí no se les exige esto. Por lo tanto el nivel de excelencia va a tener que ser ligeramente superior", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter