Contador

'Migración y salud en España'

CIBERESP propone programas de apoyo a inmigrantes en salud laboral, enfermedades infecciosas o atención sanitaria

mujeres y niños esperando en una consulta médica para ser atendidos.
JORGE CABRERA / REUTERS
Publicado 24/11/2016 14:44:26CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) han elaborado el informe 'Migración y salud en España' en el que, entre otros asuntos, proponen la creación de programas de apoyo a los inmigrantes en áreas como la salud laboral, las enfermedades infecciosas, la salud mental, el acceso a la atención sanitaria o la salud sexual y reproductiva.

En el trabajo, los expertos han recordado que los inmigrantes utilizan menos la atención especializada y los servicios de salud mental, si bien son "más vulnerables" a enfermedades infecciosas y tienen mayor riesgo de partos prematuros, entre otros problemas.

En este sentido, las recomendaciones que han realizado los expertos, basadas en evidencias científicas, están dirigidas a los responsables de la gestión sanitaria con el objetivo de contribuir a la elaboración de políticas y programas para la mejora de la salud de los inmigrantes en España.

En concreto, han señalado que la crisis económica que ha sufrido España ha tenido un impacto significativo sobre la salud y el bienestar de los inmigrantes como consecuencia de la pérdida de equidad y los recortes en sanidad.

USAN MÁS LOS SERVICIOS DE URGENCIA

"Los inmigrantes hacen un uso de la Atención Primaria similar al de la población autóctona, utilizan más los servicios de Urgencia y menos la atención especializada. Estas disparidades en el uso de los servicios de salud pueden estar relacionadas con la falta de familiaridad con el sistema de salud, problemas de comunicación con los médicos o diferencias en la percepción y comportamientos relacionados con la salud", han detallado.

Por ello, han propuesto reducir las barreras de acceso a la atención relacionadas con aspectos culturales, lingüísticos, económicos o administrativos con programas de formación de los profesionales de la salud en competencias culturales, programas para concienciar a la población inmigrante de la utilidad de la atención sanitaria, la mejora de los planes regionales de inmigración y la intensificación de la cooperación entre las asociaciones de inmigrantes y la administración pública.

Por otra parte, han abogado por fomentar la formación de trabajadores inmigrantes en prevención de riesgos laborales y que se ofrezcan instrumentos para que las empresas garanticen unas condiciones de trabajo y empleo adecuadas.

Respecto a la salud mental, los expertos han recomendado implantar estrategias de ampliación de los servicios de salud mental disponibles que garanticen un mejor acceso de los inmigrantes y se desarrollen planes para formar en competencias culturales a los profesionales responsables de estos servicios.

VULNERABILIDAD A ENFERMEDADES INFECCIOSAS: IMPLANTAR PROGRAMAS DE CRIBADO

Los inmigrantes y la población autóctona sufren de manera similar las enfermedades crónicas y son "más vulnerables" a algunas enfermedades infecciosas como la tuberculosis. Además, España es uno de los países europeos con una prevalencia mayor de la enfermedad de Chagas.

Ante esto, y con el objetivo de incrementar la detección de enfermedades infecciosas e importadas en la población inmigrante, los especialistas han propuesto implantar sistemas de declaración obligatoria de enfermedades infecciosas, el desarrollo de programas para mejorar el conocimiento que los trabajadores sanitarios tienen de las enfermedades infecciosas emergentes y la ampliación de programas de cribado en las comunidades autónomas.

Del mismo modo, para reducir la carga que las enfermedades crónicas suponen para los inmigrantes y mejorar el estado de salud general, los autores han subrayado la importancia de apoyar los factores protectores de la salud relacionados con la nutrición y la actividad física.

Finalmente, el informe ha puesto de manifiesto que, aunque la evidencia es limitada, pueden existir diferencias entre población inmigrante y autóctona relacionados con la salud sexual y reproductiva. De hecho, algunos estudios muestran que las mujeres inmigrantes pueden tener un mayor riesgo de partos prematuros o de bajo peso del bebé al nacer, y ser más vulnerables a enfermedades de transmisión sexual y VIH.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter