Publicado en ‘Radiology’

El agente de contraste, vinculado con anomalías cerebrales en la resonancia magnética

Actualizado 18/09/2015 13:46:25 CET
Resonancia magnética cerebro
Foto: FLICKR/ PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -  

   Investigadores han confirmado por primera vez una asociación entre el agente de contraste de una imagen de resonancia magnética común (MRI, en sus siglas en inglés) y anomalías en la resonancia magnética (RM) cerebral, según un nuevo estudio publicado en la edición digital de 'Radiology'. Esta investigación plantea la posibilidad de que un componente tóxico del agente de contraste puede permanecer en el cuerpo mucho tiempo después de su administración.

GADOLINIO

   Exámenes de RM cerebral a menudo se realizan con un medio de contraste a base de gadolinio (Gd-CM), cuyas propiedades paramagnéticas lo hacen útil para la resonancia magnética, pero la toxicidad del ión gadolinio hace que deba unirse químicamente con iones no metálicos de manera que se puede llevar a través de los riñones y fuera del cuerpo antes de que el ión se libera en el tejido. Gd-CM se considera seguro en pacientes con función renal normal.

   Sin embargo, en los últimos años, médicos en Japón se dieron cuenta de que los pacientes con antecedentes de múltiples administraciones de Gd-CM mostraron áreas de alta intensidad o hiperintensidad en la RM en dos regiones del cerebro: el núcleo dentado (DN) y el globo pálido (GP). No se conocen ramificaciones clínicas precisas de hiperintensidad, pero ésta en el DN se ha asociado con la esclerosis múltiple y en GP está vinculada con disfunción hepática y varias enfermedades.

   Para obtener más información, los investigadores compararon las imágenes de RM sin contraste ponderadas en T1 (T1WI) de 19 pacientes que se habían sometido a seis o más escáneres cerebrales realzados con contraste con 16 pacientes que se habían sometido a seis o menos exploraciones sin contraste. La hiperintensidad tanto de DN como GP se correlacionó con el número de administraciones de Gd-CM.

   "Debido a que el gadolinio tiene una alta intensidad de señal en el cuerpo, nuestros datos pueden sugerir que el componente tóxico de gadolinio permanece en el cuerpo, incluso en pacientes con una función renal normal", subraya el autor principal del estudio, Tomonori Kanda, de la Escuela de Medicina de la Universidad Teikyo, en Tokio, y el Centro de Cáncer de Hyogo en Akashi, Japón.

   El doctor Kanda señaló que debido a que los pacientes con esclerosis múltiple tienden a sufrir numerosas imágenes por resonancia magnética cerebral con contraste, la hiperintensidad de DN vista en estos pacientes puede tener más que ver con la dosis acumulativa de gadolinio que la propia enfermedad.

   Los mecanismos por los cuales la administración de Gd-CM causan hiperintensidad en DN y GP siguen sin estar claros, según Kanda. Estudios previos en animales y seres humanos han demostrado que el ión puede ser retenidoa en el hueso y el tejido durante varios días o más tiempo después de la administración.

   "La hiperintensidad de DN y GP en T1WI sin contraste puede deberse a la deposición de gadolinio en el cerebro independiente de la función renal y la deposición puede permanecer en el cerebro durante un largo tiempo", plantea el doctor Kanda, quien hizo hincapié en que actualmente no existe una prueba de que el gadolinio es responsable de hiperintensidad en la RM cerebral.

   Los autores del estudio creen necesario realizar más investigación en muestras de autopsia y experimentos con animales para aclarar la relación y determinar si los pacientes con hiperintensidad en MRI en sus cerebros tienen síntomas. Hay dos tipos de Gd-CM, lineal y macrocíclico, con composiciones químicas diferentes y, dado que los pacientes en este análisis recibieron sólo el tipo lineal, hace falta más investigación para ver si el tipo macrocíclico puede prevenir hiperintensidad MRI, agrega Kanda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter