Unas 60.000 mujeres que sufren malos tratos visitan a diario al médico de familia sin mencionar este problema

Actualizado 08/05/2006 14:33:10 CET

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) - Cada día se producen un millón de consultas en los centros de salud españoles; de ellas, el 60% son realizadas por mujeres y, un porcentaje significativo de ellas, unas 60.000, sufre maltrato pero no menciona de manera expresa este problema delante del facultativo, afirmó la doctora Carmen Fernández, médico de familia del Centro de Salud del Barco de Valladolid, en el marco del XVII Taller Nacional de Entrevista Clínica y Comunicación en Salud celebrada en Oviedo y organizado por la Sociedad Asturiana de Medicina de Familia y Comunitaria y el Grupo de Comunicación y Salud de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

"Los médicos de familia debemos aprovechar que preguntan por otros problemas de salud para realizar una intervención encaminada a indentificar signos de alerta y factores de riesgo", continuó la doctora Fernández. "Las frecuentes visitas a la consulta, la ansiedad prolongada no justificada y los entornos de posible riesgo que el médico conoce gracias a su relación con la mujer y su familia constituyen elementos que deben empujar al médico a indagar activamente si existe o no una situación de maltrato", aseguró por su parte el vicepresidente de semFYC, Asensio López.

El médico de familia es el profesional sanitario en mejores condiciones para la detección precoz de un caso de violencia doméstica, según la semFYC, pero en muchas ocasiones la falta de tiempo y el temor a invadir la esfera privada de la paciente son algunas de las razones que explican el diagnóstico tardío. "A veces, la detección es posible a través de una serie de signos físicos fácilmente visibles, pero incluso en estos casos hay mujeres que se esfuerzan por ocultar el problema", matizó López.

Por otra parte, el vicepresidente afirmó que la violencia doméstica es "un grave problema social que tiene siempre consecuencias negativas para la salud de las mujeres que lo sufren". Los problemas de salud que presentan las mujeres maltratadas son tanto de naturaleza física como psíquica. "Una de las características más importantes de los problemas de violencia doméstica es que las mujeres que lo sufren lo mantienen oculto y en silencio durante un largo número de años", añadió.

En el taller de Oviedo, los médicos abordaron una serie de pautas para realizar una entrevista clínica a una mujer ante una sospecha de maltrato. Citar a la mujer sola (para asegurar confidencialidad); utilizar el tiempo necesario; observar las actitudes y el estado emocional de la paciente (lenguaje verbal y no verbal); facilitar la expresión de sentimientos, mantener una actitud de escucha activa; hacerle sentir que no es culpable de la violencia sufrida; expresar claramente que la violencia nunca está justificada; y tomar en serio a la mujer y ayudarla a tomar decisiones son algunas de las actitudes que, según determinó la semFYC, el médico debe adoptar en caso de sopesar la posibilidad o evidencia de que una mujer pueda estar sufriendo maltrato. En cuanto al agresor, que con frecuencia comparte médico de familia con la víctima, el médico tiene además la obligación de intervenir sobre su conducta. En este caso, en el taller se aconsejó a los especialistas hablar con tono calmado y seguro sin juzgar, identificar comportamientos inaceptables y no dejarse intimidar, permitirle reconocer sus comportamientos violentos y hacerse responsables de sus actos. "El tratamiento global de la violencia doméstica debe incluir además de la atención a la víctima, también a los hijos y a la pareja o esposo maltratador", concluyó López.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter