Según un estudio de la Universidad de Stanford

Mayores niveles de estrógenos en las postmenopáusicas más jóvenes se asocian con mejor memoria y cognición global

Actualizado 07/10/2014 8:18:03 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio dirigido por la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en Palo Alto, California, Estados Unidos, muestra que la disminución de los niveles de estrógeno después de la menopausia en gran parte no está relacionada con los cambios en la capacidad cognitiva y el estado de ánimo. Sin embargo, el equipo encontró una posible relación entre mayores niveles de otra hormona, la progesterona, y una mejor cognición en mujeres posmenopáusicas más jóvenes.

La investigación, publicada este lunes en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', es la primera en analizar la asociación entre las hormonas sexuales y la cognición en mujeres posmenopáusicas más jóvenes y mayores, y determinar si las hormonas afectan a las mujeres de manera diferente en función de su edad y de cuánto tiempo ha transcurrido desde que llegaron a la menopausia.

El trabajo ayuda a clarificar el papel de las hormonas en las alteraciones cerebrales relacionadas con la edad, según el autor principal, Victor Henderson, profesor de Investigación y Políticas de Salud y de Neurología y Ciencias Neurológicas.

El estrógeno, la principal hormona sexual de las mujeres, tiene un papel crucial en el ciclo reproductivo de la mujer y la salud en general. Después de la menopausia, el agotamiento de los folículos ováricos conduce a una reducción permanente de los niveles de estradiol (el principal estrógeno antes de la menopausia), estrona (el principal estrógeno después) y la progesterona, otra hormona involucrada en el ciclo menstrual.

Varios estudios han examinado la asociación entre las concentraciones de hormonas y la cognición, pero los resultados han sido inconsistentes y algunos expertos han especulado con que el efecto de los estrógenos sobre el envejecimiento cognitivo podría variar dependiendo de cuándo se produce la exposición. "Algunos efectos pueden ser más beneficiosos para las mujeres posmenopáusicas más jóvenes más cerca del momento de la menopausia que en las mujeres posmenopáusicas mayores", dijo Henderson sobre la llamada hipótesis de la ventana crítica.

Para su estudio, Henderson y sus colegas analizaron datos de 643 mujeres posmenopáusicas sanas que formaban parte de un estudio sobre la intervención temprana frente a tardía con estradiol, ninguna de ellas en terapia hormonal y con edades entre los 41y los 84 años.

Se les clasificó en dos categorías: las que habían entrado en la menopausia menos de seis años antes y quienes habían entrado en la menopausia más de diez años antes. Los investigadores hicieron a las mujeres una serie de pruebas neuropsicológicas para evaluar su memoria y la cognición en general, analizando la depresión y midiendo sus niveles de estradiol, estrona, progesterona y testosterona.

Sobre la base de la teoría de la ventana crítica, junto con los resultados de estudios en animales que muestran ??que el momento del reemplazo de estradiol afecta la memoria, estos expertos plantearon la hipótesis de que mayores niveles de estradiol se asocian positivamente con el rendimiento de la memoria en las mujeres que habían experimentado la menopausia más recientemente, pero no las que la habían experimentado hace más tiempo.

"En cambio, no encontramos relación significativa, ni positiva ni negativa, en ninguno de los grupos", dijo Henderson, agregando que los hallazgos no "necesariamente significan que los estrógenos son irrelevantes para la cognición", al no haber forma de medir el estrógeno directamente a nivel cerebral, pero implican que el aumento de los niveles sanguíneos de estradiol o estrona, incluso en las mujeres postmenopáusicas más jóvenes, pueden no tener un efecto sustancial en las habilidades cognitivas de una manera u de otra.

Estos investigadores descubrieron que los niveles de hormonas no están relacionados con la memoria verbal, la función ejecutiva o la cognición en general ni el estado de ánimo, con una excepción: mayores niveles de progesterona en las mujeres postmenopáusicas más jóvenes se asociaron positivamente con una mejor memoria y cognición global. "Este hallazgo no ha sido reportado con anterioridad, por lo que necesita ser confirmado", agregó Henderson.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter