Nuevo predictor de la obesidad

Hallan un biomarcador capaz de identificar a los niños obesos que pueden sufrir anomalías metabólicas de adulto

Obesidad En Los Niños
WALTER SIEGMUND/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 07/10/2014 11:56:47 CET

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Miembros del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), han podido demostrar, por primera vez, que algunas de las estructuras moleculares implicadas en la regulación de la expresión génica, denominadas microRNAs, aparecen desregularizadas en los niños obesos, lo que les convierte en un biomarcador capaz de identificar quienes sufrirán anomalías metabólicas de adultos.

Este hallazgo, publicado en 'The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism', convierte a los microRNAs circulantes en plasma, estructuras muy estables que hacen relativamente fácil su determinación, en valiosos biomarcadores de enfermedades metabólicas y potenciales objetivos terapéuticos.

Concretamente, el estudio, que ha sido dirigido por el doctor José Manuel Fernández-Real desde el Hospital Josep Trueta de Girona, en colaboración con el doctor Abel López-Bermejo, del Servicio de Pediatría del Hospital Josep Trueta, demuestra que 15 microRNAs circulantes presentan un comportamiento anormal en niños y preadolescentes obesos y deduce que la detección temprana de esta anomalía.

"Haber identificado los 15 microRNAs que están alterados en los niños obesos nos permite detectar marcadores de diagnóstico o pronóstico y dianas terapéuticas para la predicción o tratamiento de la obesidad", explica Fernández-Real.

El investigador explica que el estudio partió de una muestra de 125 niños (80 normopeso y 30 con exceso de peso), así "pudimos constatar que 15 microRNAs circulantes específicos estaban liberalizados en la obesidad prepuberal, asociándolos a un índice de masa corporal y a otros parámetros de obesidad como el porcentaje de masa grasa, circunferencia de cintura, o la distribución localizada de la grasa, entre otros".

LA IMPORTANCIA DE LOS MICRORNAS

Para entender qué son y cómo actúan los microRNAs, primero hay que conocer la diferencia entre ADN y ARN. Mientras el ADN, localizado en el núcleo de la célula, es el responsable de almacenar la información genética; el ARN, situado en otras partes de la célula, es el encargado de convertir en funcional la información que se encuentra en el ADN. Los microRNAs son, por tanto, moléculas de ARN transcritas a partir de genes de ADN que tienen la capacidad de regular la expresión de otros genes. De ahí que cualquier desregularización de los microRNAs pueda conllevar grandes problemas regulatorios en la célula induciendo a la obesidad, entre otras patologías.

Genéticamente hablando, un biomarcador hace referencia a una característica diferencial entre dos individuos, pudiendo así realizar un cribado gracias a éste. Los microRNAs podrían estar relacionados con las alteraciones que causan una enfermedad en concreto o con la susceptibilidad a padecerla. Detectarlos, conocerlos y actuar sobre ellos constituye un campo de amplísimas oportunidades en la medicina actual y en el tratamiento de numerosas patologías.

"El estudio del papel de los microRNAs en la regulación de la expresión génica y la identificación de todos sus genes blanco permite diseñar fármacos que bloqueen específicamente la vía patogénica en la que la desregularización de la expresión génica juegue un papel central", concluye Fernández-Real.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter