Publicado en 'Cochrane Library'

Controlar las larvas de mosquitos podría ayudar a controlar la malaria en África y Asia

Mosquito de la malaria
WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 29/08/2013 9:02:24CET

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un método de control de la malaria dirigido a las larvas y pupas de mosquitos a medida que maduran en el agua estancada puede ser una importante medida adicional en la lucha contra la enfermedad, que causa un estimado de 660.000 muertes en el mundo cada año, según un nuevo informe publicado en 'Cochrane Library'.

Dirigida por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en colaboración con la Universidad de Durham y otros investigadores en Reino Unido y Estados Unidos, la investigación es la primera revisión sistemática que se centra en la gestión de las fuentes de las larvas (LSM) para controlar la malaria.

Los científicos encontraron evidencia de que el método puede reducir significativamente tanto el número de casos de malaria en un 75 por ciento como la proporción de las personas infectadas con el parásito de la malaria en un 90 por ciento cuando se usa en lugares apropiados.

LSM es un método que se dirige a los mosquitos inmaduros, que se encuentran en el agua estancada, antes de que las hembras se conviertan en adultos voladores capaces de transmitir la malaria. Esto se hace mediante la eliminación permanente del agua estancada, por ejemplo a través del drenaje o llenado de la tierra; provocando cambios temporales en los hábitats de los mosquitos para interrumpir su reproducción, por ejemplo, con la limpieza de desagües o la aplicación de larvicidas con productos químicos o larvicidas biológicos en el agua estancada para matar las larvas.

En esta revisión, los investigadores identificaron 13 estudios elegibles de países de África subsahariana y Asia, además de uno de Europa, en los que probaron diferentes combinaciones de métodos de LSM en una amplia variedad de hábitats y de países.

El análisis de los datos procedentes de Eritrea, Gambia, Kenya, Mali, Tanzania, India, Filipinas, Sri Lanka y Grecia sugiere que cuando los hábitats de larvas no son demasiado extensos y se puede apuntar a una proporción suficiente de estos hábitats, LSM puede reducir el número de casos de malaria y la proporción de las personas infectadas con el parásito de la malaria. Los resultados también sugieren que LSM podría contribuir a una reducción en la prevalencia de la esplenomegalia en los niños (un agrandamiento del bazo causado por infecciones repetidas malaria).

LSM podría ser particularmente eficaz en zonas urbanas, zonas rurales con alta densidad de población o en sitios de cría obvios como pequeños arroyos o pantanos, regiones montañosas y franjas del desierto. Las intervenciones incluyeron la adición de larvicida para pozos de minas abandonados, arroyos, acequias y arrozales, donde los mosquitos se reproducen, y la construcción de represas y eliminación de los recipientes de agua de alrededor de las casas de la gente.

La autora principal, Lucy Tusting, del Departamento de Control de Enfermedades en la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, dijo: "Esta es la primera vez que se ha revisado sistemáticamente la evidencia sobre la gestión de fuentes de larvas para el control de la malaria y nuestra investigación muestra que el método puede ser una medida complementaria eficaz contra la malaria en las zonas urbanas y rurales de África y Asia, siempre que sea posible orientar una proporción suficiente de los criaderos de mosquitos.

# # #

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter