La ausencia de síntomas dificulta el control del colesterol y aumenta el riesgo de ictus e infarto de miocardio

Investigación
La ausencia de síntomas dificulta el control del colesterol y empeora sus consecuencias, ya que aumenta el riesgo de sufrir ictus, infarto de miocardio o muerte cardiovascular, según han puesto de manifiesto los expertos reunidos en el Simposio 'Estrategias de abordaje hipocolesterolemiante en el paciente con elevado riesgo cardiovascular', incluido en el programa del 41 Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).