Las personas con trastornos mentales tienen más riesgo de sufrir dolencias físicas crónicas

Alzheimer
PIXABAY
Publicado 11/02/2016 15:01:18CET

BARCELONA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las personas con trastorno de ansiedad tienen un mayor riesgo de acabar padeciendo enfermedades crónicas como enfermedades del corazón, dolor crónico o úlcera péptica, según concluye un estudio internacional, en el que ha participado el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (Imim).

El estudio, publicado en 'Jama Psychiatry' y liderado por la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), ha incluido a 47.000 personas de 17 países, y ha contado con la participación del director del Programa de Epidemiología y Salud Pública del Imim e investigador del Ciberesp, Jordi Alonso.

El estudio encontró que los trastornos de salud mental de todo tipo --el estado de ánimo, ansiedad, control de los impulsos y los trastornos por uso de sustancias-- se asocian con un mayor riesgo de aparición de una amplia gama de enfermedades crónicas físicas.

Los investigadores estudiaron la relación de los trastornos mentales con la artritis, el dolor crónico, la enfermedad cardíaca, el accidente cerebrovascular, la hipertensión, la diabetes, el asma, la enfermedad pulmonar crónica, la úlcera péptica y el cáncer.

"Los hallazgos del estudio sugieren que los efectos nocivos de los trastornos mentales en la salud física se acumulan durante toda la vida y aumentan con la comorbilidad con el trastorno mental", han explicado los investigadores en un comunicado.

Por este motivo, "el tratamiento de todos los trastornos mentales debe incorporar también la atención a los comportamientos de salud y a la salud física", han añadido los investigadores.

Tras analizar los datos obtenidos mediante las encuestas de Salud Mental Mundial (WMH, por su acrónimo inglés), se encontró que existía una asociación importante y estadísticamente significativa entre los trastornos mentales estudiados y la aparición posterior de las diez patologías físicas estudiadas.

Se constató que, a pesar de tener en cuenta el efecto de factores de riesgo conocidos, las personas con algún trastorno depresivo, de ansiedad, de control de los impulsos o de abuso de alcohol, tenían un mayor riesgo de desarrollar cualquiera de las patologías físicas crónicas estudiadas.

Hasta ahora se sabía que los trastornos mentales pueden comportar una práctica más frecuente de conductas de riesgo, como fumar o hacer poca actividad física, si bien el estudio explica que hay otros mecanismos que explicarían esta asociación.

ENTRE EL 1,5 Y EL 13% DE ENFERMEDADES

El estudio también ha permitido estimar que la presencia de un trastorno mental podría ser la causa de entre el 1,5% y el 13% de la aparición de las enfermedades crónicas analizadas.

"Hay que integrar las intervenciones dirigidas a la prevención primaria de las enfermedades físicas crónicas en el tratamiento de todos los trastornos mentales. Esta prevención hay que hacerla tanto en la atención primaria como en la hospitalaria", han indicado.