La Xunta lamenta que el caso del menor obeso se convierta en "show televisivo", cuando lo único que importa es su salud

Actualizado 27/11/2009 19:44:44 CET

ORENSE, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado territorial de la Xunta de Galicia en Orense, Rogelio Martínez, lamentó hoy que el caso del menor obeso se esté convirtiendo en un "show televisivo" cuando lo "único" que "desea" la Administración es "su salud". "No queremos sacarle el niño a nadie, si no curarlo", sentenció.

En este sentido, Martínez afirmó que el caso del menor está "encauzado" porque la "única que tiene que hablar en este caso es la Justicia" y "el juez está hablando, el fiscal está hablando e incluso el representante de la familia está hablando", aunque este último "a lo mejor de más".

El delegado territorial insistió en que lo "único" que se persigue desde los Servicios Sociales de la Xunta de Galicia es "curar a ése niño" y que esto se producirá "si se lleva para un centro durante una temporada y se le ayuda a él y a su familia para que no tenga problemas".

Así, recordó que esta cuestión se encuentra en manos de la Justicia, "que es quien lo tiene que resolver", porque hasta que se llegó a esta situación "se le dieron 40 fórmulas" a los padres del menor. "Se les dijo que se le llevaba donde quisieran, pero está claro que al niño hay que cuidarlo y ayudarlo porque está enfermo" indicó Martínez.

Rogelio Martínez aseguró que los especialistas en esta materia "entienden" que por el momento "hay que llevar al niño a un centro una temporada para curarlo". Por ello, afirmó, "hay que hacer entender a la familia" esa cuestión y "no andar armando shows televisivos que es lo que se hizo desde el primer momento".

COLECTIVO COMPLEJO

El delegado territorial de la Xunta explicó además que se trata de un asunto "complejo", porque la familia --de etnia gitana-- pertenece a "un colectivo complejo y complicado".

En este sentido, Martínez señaló que si este caso se diese en "otro tipo de familia" el niño "no estaría desaparecido" sino "en una casa, localizado", mientras que en este caso "la estructura familiar es la que es y eso no se va a cambiar".

NEGOCIACIONES

A preguntas de los periodistas, Rogelio Martínez reconoció negociaciones entre la familia del niño y la Xunta de Galicia sobre el centro donde el pequeño tendría que ingresar para ser tratado ya que, afirmó, a la Administración le "deba igual que fuese en Mariñamansa que en otro lado" , aunque, indicó, "la otra parte no quiere llegar a un acuerdo".

En este sentido, el delegado territorial afirmó que la negociación posible era "el centro" pero el "fin último siempre fue curar al niño". "Lo que no va a estar la Xunta es en contra de las directrices de la propia justicia porque esto cada vez tiene menos marcha atrás", indicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter