¿Cómo se vuelve crónico un virus?

Virus de la hepatitis C
GETTY/XRENDER
Publicado 21/12/2017 8:30:35CET

   MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Las infecciones virales crónicas como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o la hepatitis se encuentran entre las cuestiones más importantes para la salud humana en todo el mundo. Aunque una infección viral aguda generalmente da como resultado una recuperación completa y un efectivo recuerdo inmune, los virus crónicos eluden el sistema inmune y permanecen de manera continua en el cuerpo de su huésped. El tratamiento de dicha enfermedad es una tarea difícil, ya que los eventos moleculares durante el desarrollo de una infección crónica se mantienen en gran medida esquivos.

   Con su último estudio publicado en 'PLOS Pathogens', el equipo de Andreas Bergthaler, investigador principal en el Centro de Investigación CeMM de Medicina Molecular de la Academia de Ciencias de Austria, en cooperación con la Universidad de Basilea y el Laboratorio de Biología Molecular de MRC Cambridge, en Reino Unido, hizo una importante contribución para entender las infecciones virales crónicas establecieron una descripción integral de proteínas celulares que interactúan con la polimerasa del virus coriomeningitis linfocítica (LCMV), una enzima crucial para la replicación del virus y para la infección crónica. Al mapearlos en el proteoma humano, revelaron varias estrategias virales y potenciales objetivos para futuras terapias antivirales.

   Para realizar el estudio, los investigadores, con la estudiante de doctorado CeMM Kseniya Khamina como primera autora, desarrollaron un enfoque novedoso para etiquetar proteínas virales. Con esto, determinaron las interacciones de la polimerasa del LCMV con las proteínas de las células huésped. Combinado con datos disponibles públicamente de otros interactomas de polimerasas de virus de ARN, el conjunto de datos generado permitió un mapeo de las rutas celulares dirigidas por diferentes polimerasas virales. Algunas de las proteínas que se vio que interactúan con la polimerasa de LCMV resultaron ser esenciales para el ciclo de vida viral.

   "Con nuestro método recientemente desarrollado pudimos demostrar que algunas proteínas, como DDX3X, tienen un efecto proviral: son socios importantes de unión para que el virus sobreviva. Otras, como la proteína TRIM21, muestran un efecto antiviral mayor, sirven a la célula huésped como una defensa intracelular contra el patógeno --explica Kseniya Khamina--. Los ratones que carecen de la proteína TRIM21 mostraron completamente un control del virus alterado cuando se les infectó con una cepa crónica de LCMV".

   "Los resultados de nuestro estudio proporcionan la primera visión general completa de los compañeros de unión molecular de la polimerasa de LCMV. Además, su mapeo en el proteoma humano revela importantes estrategias de infección de virus crónicos --resume Andreas Bergthaler--. Esperamos que nuestra investigación conduzca a una mejor comprensión de la aparición de infecciones virales crónicas y las complejas interacciones moleculares de los virus y sus huéspedes, y que de este modo podamos contribuir al desarrollo de nuevas terapias antivirales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter