Volver a hacer deporte: más fácil de lo que parece

Ejercicio, deporte, comida, mujer
GETTY - Archivo
Actualizado 14/07/2018 18:07:17 CET

   MADRID, 14 Jul. (EDIZIONES) -

   Realizar ejercicio físico de forma regular nos permite tener un cuerpo más sano. Por eso no es adecuado acordarnos del ejercicio solamente cuando queremos adelgazar, pues éste ha de formar parte de nuestra vida, de nuestras rutinas diarias o semanales. Aún así, sigue siendo muy habitual utilizar el deporte como herramienta adelgazante, cuando no es la solución en solitario.

   Así lo señala a Infosalus la experta en nutrición y bióloga María Astudillo en ‘Adelgaza por fin con la dieta ALEA’ (Zenith). “En general hay que enfocar el deporte como un hábito de vida saludable siempre. Es cierto que cuando se empieza una dieta se plantea como binomio fundamental el deporte, pero hay que intentar cambiar las tornas y entender que la actividad física es necesaria para la salud siempre, aunque puede acompañar al proceso de dieta y de cambio de hábitos”, subraya la experta.

   Según argumenta, el deporte en sí es beneficioso a nivel físico y anímico. A nivel físico, sostiene que la práctica de ejercicio moderado varias veces por semana, de forma regular y constante, ayuda a prevenir o paliar patologías como la osteoporosis, la hipertensión, las cifras altas de glucosa, colesterol, triglicéridos, la diabetes, el estreñimiento, diferentes lesiones óseas o musculares, los trastornos circulatorios, las afecciones cardiovasculares, entre otras.

   “El deporte te ayudará, como la dieta, a vivir más y mejor. Anímicamente nos hace sentir mejor, nos quita estrés, y nos hace estar más satisfechos y mejor con nosotros mismos. Por eso no hay que practicar deporte sólo en época de dieta, sino interiorizarlo como un hábito de vida más, igual que dormir 8 horas diarias”, resalta Astudillo.

   En este sentido, resalta que no necesariamente hay que hacer deporte para adelgazar, se puede adelgazar sin hacer ejercicio, afirma, si bien cree que es más saludable el proceso de adelgazamiento si se practica de forma simultánea a la dieta y después de la misma.

¿CÓMO EMPIEZO A HACER DEPORTE?

   La experta en nutrición explica que empezar a hacer deporte de nuevo es “más fácil de lo que parece” y para ello desvela que el consejo más sencillo es “empezar por la base”, hacerlo poco a poco. Asimismo, ve necesario elegir una actividad que le guste a la persona porque si no no se será constante en su práctica.

   “Las metas altas nos pueden frustrar y la persona va a sentir que no cumple con el ejercicio. Empezar poco a poco y después ir a más. Sobre todo en las personas sedentarias, es un buen comienzo caminar media hora al día a buen ritmo, y de ahí se puede pasar a hacer más cosas”, sostiene.

   Aquí recuerda que la OMS recomienda hacer deporte unos 150 minutos a la semana, o 20 minutos al día, por lo que caminando a buen ritmo durante media hora cada día se cumplirían las expectativas.

   Además, sostiene que “lo mejor” es mezclar en cada sesión algo de ejercicio aeróbico (caminar, correr, bicicleta estática, natación, bicicleta elíptica, por ejemplo) con algo de anaeróbico (aparatos o pesas). “Si vas a hacer media hora de ejercicio intenta que 20 minutos sean de actividad aeróbica y 10 minutos de anaeróbica. Si vas a estar una hora, 40 minutos aeróbicos y 20 anaeróbicos”, aconseja.

   Con todo ello, Astudillo ve vital ser constante. “De poco sirve hacer un día elíptica hora y media, si después no se hace nada más ni se cuida la dieta. Al final no le ayuda a adelgazar ni a crear el hábito. Es mejor ser constante, hacer pequeños cambios de mentalidad, y meterlos en nuestra rutina para que sea más fácil”, sentencia la experta en nutrición.