Consejos para superar la fobia

Volar sin miedo

Actualizado 14/04/2014 15:52:43 CET
Volar sin miedo, aerofobia, miedo a volar
Foto: GETTY/DAVID DE LOSSY

MADRID, 12 Abr. (Infosalus/EP) -

   Se acercan días de vacaciones y muchas personas renunciarán a su destino soñado por evitar subirse a un avión. Aunque muchos padezcan miedo a volar es bastante habitual no aceptarlo como un problema. Las técnicas para superar esta aversión al vuelo consiguen éxito aunque catástrofes como la del vuelo MH370 de Malaysia Airline pueden elevar el número de fóbicos.

   Según explica a Infosalus Rocío Lacasa, psicóloga clínica e impulsora del método online 'Volando con calma' para tratar la aerofobia, el origen de estos miedos es múltiple ya que a un posible factor genético asociado a la ansiedad se puede unir un aprendizaje derivado de padres temerosos o al miedo a situaciones no controlables.

Lo general, señala Lacasa, es que el desencadenante de estos procesos sea un incidente crítico en el que se ha producido una situación de ansiedad fuerte asociado a los vuelos en avión. Así, si se sufre una crisis de ansiedad durante un vuelo es muy común que la persona asocie el momento crítico con el hecho de volar y pase a desarrollar esta fobia a la situación global.

   El cine o los informativos también son fuente de estrés para las personas más sensibles ya que las películas proporcionan imágenes que permiten visualizar las situaciones de catástrofes aéreas y las informaciones sobre los accidentes suelen tener una importante presencia en los medios de comunicación a nivel mundial. Así, accidentes como el del vuelo MH370 de Malaysia Airlines y su cobertura mediática activan la fobia en personas que aparentemente habían superado sus miedos y pueden ser el origen para desatar un miedo que antes no existía.

SUPERAR LA AEROFOBIA

   La psicóloga señala que es importante ser conscientes del problema y saber que un problema de este tipo no es una característica de la personalidad sino un hábito del cerebro que no dice nada de uno mismo. Para dar los primeros pasos y superar la aerofobia, Lacasa apunta los siguientes consejos:

   1. Aceptar el problema y buscar ayuda profesional: muchas personas tienen problemas a la hora de considerar este miedo a volar un problema ya que lo ven como una debilidad y se avergüenzan de ello.

   2. Dejar de acumular información: la búsqueda de datos sobre la seguridad de este medio de transporte nunca es suficiente y proporciona sólo un alivio momentáneo. No sirve de nada confrontar de forma racional un problema basado en algo irracional como una fobia.

   3. A más evitación, mayor problema: intentar cambiar el medio de transporte o no volar supone que el miedo va creciendo. La exposición forma parte del proceso para superar el miedo, eso sí, siempre siguiendo las pautas correctas.

   4. No beber alcohol ni excitantes: aunque durante el vuelo pudiera parecer una solución buena a corto plazo, a medio plazo es nefasta ya que pasada una hora tras el consumo de alcohol aumentan los niveles de ansiedad. También hay que evitar bebidas excitantes como café, té o refrescos. Se aconseja que la comida tampoco sea copiosa pues las molestias gastrointestinales podrían desencadenar también la ansiedad.

   5. Programar ejercicios de visualización: antes del vuelo es muy positivo visualizar con pautas adecuadas cómo se consigue viajar sin miedo. La visualización puede pasar por fases como preparar en casa el viaje, tomar un taxi y subir al avión sin que se presente ningún problema y cómo se desarrolla con normalidad el vuelo hasta salir con éxito de toda la situación.

   6. Prepararse bien antes: es importante no ir acumulando ansiedad debido a no controlar los tiempos en los preparativos del viaje, por ello Lacasa recomienda preparar días antes la maleta y mantener toda la documentación en una carpeta localizada, salir con suficiente antelación hacia el aeropuerto y acercarse con calma al vuelo.

   7. Evitar elegir el asiento: el miedo se encuentra en nuestra cabeza y no depende de donde estemos sentados, con independencia de las medidas de seguridad que existan en la cabina.

   8. Aprender técnicas de respiración: la respiración abdominal ayuda a respirar de forma profunda y proporciona una relajación automática. Es preferible ensayar la respiración relajante antes de salir hacia el aeropuerto. Las bolsas que suelen encontrarse en los asientos también ayudan a evitar una hiperventilación con respiraciones cortas asociadas a la ansiedad.

   9. La ropa y la postura lo más cómodas posible: esto permite que el cuerpo se mantenga relajado y suma bienestar a estos momentos.

   10. La ansiedad es algo natural: no pasa nada por sentir algo de ansiedad es mejor dejarla salir que luchar contra ella o rechazarla. Conocer cómo funciona la ansiedad es una valiosa herramienta para afrontarla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter