Contador

POR LOS CONTAMINANTES DE LOS PRODUCTOS UTILIZADOS

Vivir cerca de grandes granjas puede afectar a la función pulmonar

Terneras, vacas, granja
PIXABAY
Publicado 07/06/2017 13:31:19CET

LONDRES, 7 Jun. (Reuters/EP) -

Investigadores de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) aseguran que la contaminación causada por los productos químicos utilizados en las grandes explotaciones ganaderas puede afectar a la función pulmonar de los habitantes de las poblaciones más cercanas, según datos publicados en la revista 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine'.

Cuando se habla del impacto para la salud de la contaminación atmosférica siempre se piensa en la relacionada con las grandes industrias de las ciudades pero "hasta ahora no se había pensado en que también puede ser un gran problema en zonas rurales", ha reconocido Lidwien Smit, principal autor del estudio.

Sin embargo, en su estudio midieron varios marcadores de la función pulmonar de 2.308 adultos que vivían en 12 aldeas cercanas a grandes extensiones ganaderas, y vieron que la distancia de su domicilio y estas granjas estaba vinculado a su capacidad respiratoria.

En concreto, vieron que la función pulmonar de los vecinos se redujo durante semanas coincidiendo con los niveles más altos de contaminación del aire por amoníaco vinculada con las granjas, dijo Smit, mientras que los efectos en los patrones de respiración fueron pequeños pero significativos.

Las granjas de ganado tienen altos niveles de polvo que pueden causar problemas respiratorios en sus trabajadores, al tiempo que también emiten amoníaco, un gas irritante formado por enzimas en los desechos animales. Y cuando el amoníaco interacciona con otros gases, forma partículas finas de polvo, dijo Smit.

Los vecinos que parecían ser los más afectados por la contaminación agrícola eran aquellos que tenían enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras patologías que inflaman las vías respiratorias como la bronquitis crónica o el asma.

"La gente debe ser consciente de estas exposiciones, y si están teniendo síntomas respiratorios asociados con este tipo de exposiciones, es algo para investigar y evaluar más a fondo", ha añadido el pediatra Daniel Jackson, de la Universidad de Wisconsin en Madison (Estados Unidos), que no ha participado en el estudio.

Además, considera que este hallazgo contradice una reciente investigación que apuntaba que los niños que crecen en las granjas pueden tener menos riesgo de alergias y asma. No obstante, Smit dijo que los estudios de niños en granjas se han centrado en operaciones más pequeñas.

"También hay beneficios de un ambiente de granja, depende de qué tipo son y qué contaminación se tiene en cuenta", ha añadido este experto, ya que una granja con mil cerdos ofrece un entorno "completamente diferente" para los niños que una pequeña granja familiar, según Smit.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter