Vivir en el ámbito rural reduce el riesgo de sufrir problemas mentales

Pueblo nevado de noche.
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 31/05/2018 12:51:53CET

PALENCIA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La conferencia inaugural de la VI jornada Nacional sobre Esquizofrenia a la que asisten 200 profesionales y que se ha desarrollado este jueves en Palencia bajo el lema 'Mirando hacia el futuro en la Esquizofrenia', ha revelado que vivir en el ámbito rural reduce el riesgo de sufrir problemas mentales o psicóticos.

Así lo ha hecho el presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, Celso Arango, durante la conferencia principal de la jornada, en la que se van a analizar los nuevos estudios de investigación, de tratamiento y clasificación de la esquizofrenia que se estima, afecta en España a más de medio millón de personas y es considerada como la enfermedad mental grave más extendida.

Durante la misma, Arango ha explicado que la esquizofrenia es un trastorno psicótico provocado por un cúmulo de síntomas y factores. Un tres por ciento de la población resulta afectado por trastornos psicóticos y sólo el 0,7 padece de esquizofrenia.

En concreto, los principales factores de riesgo son tener un familiar directo (madre o padre) con esquizofrenia, ya que, si lo tienen ambos, el hijo tiene un 40 por ciento de probabilidades de sufrirla y si solo es uno de los progenitores, se reduce a un diez.

También afecta el estilo de vida, ya que el presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología ha afirmado que "las personas que viven en un ámbito rural tienen menos riesgo de sufrir problemas mentales o psicóticos que aquellas que viven en la ciudad al igual que las mujeres tienen menos riesgo frente a los hombres".

Asimismo, el consumo de cannabis aumenta el riesgo de sufrir esquizofrenia en un seis por ciento, si bien es cierto, depende de otros factores así como la cantidad y calidad del consumo. Los países europeos en los que más se detecta este riesgo es en Holanda y Reino Unido.

Un 90 por ciento de los casos de esquizofrenia se diagnostica en la adolescencia tardía, antes de los 30 años, por lo que es fundamental para su prevención conocer los principales síntomas para detectar que una persona pueda tener problemas mentales o esquizofrenia.

Comenzar a tener alucinaciones, escuchar voces, aislarse de sociedad, hablar solo y sufrir alteraciones de conduzca son algunos de esos síntomas, según se ha señalado en la jornada. Por ello, la prevención primaria es clave para evitar estos casos sin consumo de medicamentos nocivos o evitar situaciones estresantes.

Profesionales de diferentes comunidades autónomas que acuden a la jornada van a poder conocer los avances y la problemática asociada, haciendo especial énfasis en la investigación por neuroimagen y las estrategias sociosanitarias públicas y privadas en marcha a lo largo de la mañana.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.