El virus Zika suprime las células que combaten los virus

Mosquito transmisor del zika, Aedes aegypti
ALVIN BAEZ / REUTERS - Archivo
Publicado 09/07/2018 7:07:55CET

   MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Más de dos años después de que surgieron en todo el mundo informes sobre el crecimiento de las tasas de Zika, aún existen dudas sobre este complicado virus. Ahora, investigadores de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, están un paso más cerca de encontrar respuestas. En un artículo publicado este jueves en la revista 'Stem Cell Reports', el profesor de Ciencias Biológicas Hengli Tang y su investigador postdoctoral Jianshe Lang profundizan en las diferencias entre el Zika y el virus del dengue.

   En la superficie, estos virus son muy similares: ambos son liberados por mosquitos y su material genético está organizado de manera similar. Sin embargo, el Zika es mucho más efectivo a la hora de atravesar las barreras naturales del cuerpo contra las infecciones y deja un rastro de efectos devastadores en los fetos infectados.

   "Realmente estábamos viendo un aspecto específico --apunta Tang--. ¿El virus del Zika llega a más sitios debido a la capacidad de diseminarse a través del cuerpo mejor que el dengue?". Tang y Lang descubrieron que Zika tiene una capacidad única para transportar el virus por todo el cuerpo cuando la mayoría de los virus se detienen y todo esto tiene relación con un tipo de célula inmunitaria llamada macrófago.

   Estos guerreros del sistema inmune básicamente engullen cualquier tipo de sustancia extraña --desechos celulares, células cancerosas, microbios-- que no hacen que las proteínas adecuadas sean consistentes con las células sanas del cuerpo. Los macrófagos generalmente flotan en el torrente sanguíneo y cuando un virus invade, acuden al sitio de la enfermedad para combatirlo. Eso es lo que sucede cuando el dengue ingresa en el cuerpo; pero, no es lo que ocurre cuando el Zika entra en el cuerpo, según los investigadores.

LOS MACRÓFAGOS INFECTADOS CON ZIKA MANTIENEN SU CAPACIDAD DE MIGRACIÓN

   Los investigadores cultivaron macrófagos a partir de células madre en el laboratorio de Tang. Luego, expusieron estas células al virus Zika o al virus dengue. Después, se sometió a los macrófagos a una prueba que midió la movilidad de las células infectadas.

   En el experimento del dengue, los macrófagos estaban esencialmente inmovilizados, ya que permanecían en un lugar para combatir la infección. Los infectados con el virus del Zika, sin embargo, mantuvieron su capacidad de migrar en portaobjetos de vidrio. Esa podría ser la razón por la cual el virus Zika es tan efectivo, señala Tang. En un mamífero, los macrófagos cargados de Zika habrían continuado flotando a través del torrente sanguíneo.

   "Están subiendo a los macrófagos a otras partes del cuerpo", dice Tang, añadiendo que parece que el virus Zika está suprimiendo activamente la capacidad del macrófago para llevar a cabo sus tareas típicas en la lucha contra las enfermedades. "Ahora la pregunta es: ¿con el aumento de la capacidad de diseminación en todo el cuerpo, el virus del Zika también utiliza estos macrófagos infectados para cruzar la barrera de la placenta, la barrera hematoencefálica y la barrera testicular? --plantea Tang--. Si entendemos cómo cruzan estas barreras, entonces podemos desarrollar contramedidas más efectivas para proteger a las personas".

   Aunque el Zika se descubrió en 1947, se sabía poco sobre cómo funcionaba el virus cuando surgieron informes de un aumento de casos en todo el mundo a finales de 2015. Investigadores y profesionales médicos se apresuraron a aprender todo lo que pudieron sobre el virus, pero quedan muchas preguntas sobre cómo funciona realmente el virus. Tang y sus colegas de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, fueron el primer grupo de investigadores que vincularon oficialmente el Zika a la microcefalia, una anormalidad cerebral que se produce en el desarrollo de fetos.