Este verano habrá "fuertes" plagas de mosquitos y mosca negra debido a la lluvia de la primavera

Mosquito tigre
ANECPLA
Publicado 10/05/2018 17:41:17CET

   MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) prevé que las "intensas lluvias, que han caracterizado esta primavera, van a potenciar significativamente la presencia" de mosquitos tigre y mosca negra en España.

   "Las intensas lluvias de esta primavera han producido grandes encharcamientos de agua que favorecen la aparición de insectos como los mosquitos", ha asegurado la directora general de Anecpla, Milagros Fernández de Lezeta.

   A su vez, ha añadido que este tipo de mosquito "ponen sus huevos en lugares húmedos y, al subir las temperaturas, las larvas se reproducen con más facilidad. Si todos los años por estas fechas son habituales las molestias ocasionadas por la masiva aparición de mosquitos, este verano serán aún mucho mayores por la cantidad de aguas estancadas acumuladas durante los últimos meses".

   Otra de las plagas que se prevé se intensifique en las próximas semanas con la llegada del calor y tras las "abundantes lluvias de estos días pasados", es la de la mosca negra. Un simúlido que, desde hace algunos años, viene haciendo estragos en la población cercana a ríos y otras concentraciones de agua, especialmente, y cuya picadura resulta especialmente agresiva, llegando a producir en ocasiones reacciones alérgicas.

   Tanto en Zaragoza como en algunos municipios de las comunidades autónomas de Madrid, Valencia y Cataluña, la mosca negra se ha convertido en una auténtica pesadilla durante los últimos veranos. Sin ir más lejos, el pasado mes de junio, más de 28.000 aragoneses acudieron a sus centros de salud debido a picaduras provocadas por esta especie.

   Por ello, desde la asociación aconsejan para evitar el mosquito tigre intentar que no se acumule agua en el exterior de las viviendas por pequeñas que éstas sean, y mantener cubiertos herméticamente los depósitos de agua que sean para uso doméstico.

   Así como destapar aquellos desagües que tengan riesgo de mantener agua estancada; evitar tener en el exterior de las viviendas cualquier tipo de envase susceptible de llenarse de agua en caso de lluvia, y eliminar cualquier tipo de recipiente que no sea de uso habitual y que acumule agua para evitar riesgos innecesarios.

   Además de cambiar con frecuencia el agua de los bebederos de los animales, y mantener limpias las rejillas y canaletas y evitar que acumulen agua.