Inactividad y excesos en bebidas, principales enemigos

En verano, cuida tus riñones: 10 consejos contra la "epidemia silenciosa"

Vacaciones, verano, felicidad, playa, relax, relajación, mar, olas, gaviotas
PIXABAY
Publicado 09/07/2017 8:29:49CET

   MADRID, 9 Jul. (EDIZIONES) -

   Las vacaciones de verano son tiempo de descanso pero también de cierta condescendencia con los excesos, tanto en las comidas como en las bebidas, los peores peligros contra el riñón, para los que muchos ven vía libre durante esas semanas.

   Por ello, la Sociedad Española de Nefrología (SEN) pone en marcha una campaña de sensibilización y recomendaciones para cuidar la salud de los riñones. "Hay una cierta legitimación social de los excesos en vacaciones, frente a la que debemos cobrar conciencia, porque los excesos no dan la felicidad y sí pueden resultar bastante nocivos para la salud de nuestros riñones", advierte la presidenta de la SEN, María Dolores del Pino.

   Por contra, esta experta sugiere "aprovechar el descanso y la mayor disponibilidad de tiempo para justamente lo contrario: "Planificar mejor las comidas, llevar una dieta más saludable y baja en sal, y hacer mucho más ejercicio".

   Los nefrólogos advierten de que hay muy poca cultura social sobre lo que es bueno y malo para los riñones, bastante menos que sobre salud cardiovascular, "cuando la realidad es la salud de los riñones y del corazón están íntimamente relacionadas".

   De hecho, a medida que la función renal disminuye, el riesgo de morir por fallos del corazón aumenta, hasta tal punto que la causa habitual de muerte en los pacientes renales son los problemas cardiovasculares más que la insuficiencia renal en sí misma. E inversamente, la presencia de factores de riesgo cardiovascular triplica el riesgo de presentar enfermedad renal.

   Sin embargo, los hábitos alimenticios perjudiciales para el corazón y el riñón están también íntimamente relacionados. Y a pesar de este desconocimiento social, las enfermedades del riñón tienen un impacto enorme en la calidad de vida de las personas, así como en el propio sistema sanitario. De hecho, la Enfermedad Renal Crónica (cuando los riñones no pueden ya cumplir su función) es conocida como "la epidemia silenciosa" por su gran y creciente prevalencia en la población.

   Aproximadamente 4.5 millones de personas padecen ERC en España, de las cuales unas 56.000 están en Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS), y este supone ya el 4% del presupuesto de la Atención Sanitaria Especializada en nuestro país. Además, en la última década, en España, la Enfermedad Renal Crónica (ERC) ha crecido en nuestro país un 20%, asociada al envejecimiento de la población, y al incremento de la prevalencia de sus factores de riesgo como la enfermedad cardiovascular, la diabetes melitus, la hipertensión arterial o la obesidad, vinculados a estilos de vida poco saludables.

   Para contribuir a acabar con este desconocimiento social de la enfermedad, la SEN ha puesto en marcha #CódigoRiñón, una iniciativa para que toda la población "empiece a hablar el lenguaje del riñón". Y nos ofrecen diez recomendaciones para cuidar la salud de los riñones especialmente en verano:

   1. Quitar la sed debida a la pérdida de líquidos debido al sudor bebiendo únicamente agua.

   2. No caer en excesos con las bebidas alcohólicas y, si se bebe, hacerlo con moderación.

   3. Evitar el tabaco y no caer de nuevo en el hábito, si se ha conseguido dejarlo, en la relajación de las vacaciones.

   4. Aprovecha que tienes más tiempo para planificar mejor las comidas y comer más sano. Tome mucha fruta y verdura y combínalas en tus comidas principales con pan, pastas y arroces

   5. Come más pescado que carne, y alternar las proteínas del pescado blanco o azul con huevos y legumbres.

   6. Vigilar la sal en las comidas, tanto dentro como fuera de casa.

   7. Por algo le llaman el 'oro líquido': decantarse siempre por el aceite de oliva.

   8. Descansar no es (solo) tumbarse al sol: el ejercicio físico no sólo es compatible con el descanso, sino que te ayudará a sentirte mucho mejor.

   9. ¿Eres de los que dicen que te gusta andar, pero no tienes tiempo? Aprovecha tus vacaciones. No tienes excusas para una hora diaria de paseo a buen ritmo.

   10. Si quieres aprovechar el verano para adelgazar, hazlo pero con una dieta sana y equilibrada, y nunca tomes suplementos dietéticos sin ser indicados por un profesional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter